Miles de personas recuerdan a Rajoy su traición en materia de Vida y le exigen que derogue el aborto

Miles de personas recuerdan a Rajoy su traición en materia de Vida y le exigen que derogue el aborto

Marcha por la Vida, la Mujer y la Maternidad, Madrid 2015

La continua traición del Gobierno del PP a toda la sociedad y en especial a los más inocentes e indefensos, los niños y niñas en el seno materno, que son matados a diario, a razón de 300 al día, ha reunido en Madrid a miles de personas para manifestar su descontento frente a la política abortista que padece España.

REDACCIÓN HO.- A título particular, Esperanza Aguirre, presidenta del PP de Madrid y candidata a la alcaldía de Madrid en las próximas elecciones, asistió a la manifestación convocada por el Foro de la Familia aunque, en esta ocasión, no quiso hacer declaraciones políticas. Aguirre ha manifestado en múltiples ocasiones que "el aborto no debe ser considerado nunca un derecho" – la ley de aborto libre de José Luis Rodríguez Zapatero elevó el feticidio a esta categoría e impuso que fuera subvencionado con los impuestos de todos los españoles-. Esperanza Aguirre, en otras ocasiones ha declarado que el aborto es un fracaso de "la mujer, y también del hombre", y como fracaso que es no puede ser nunca considerado un 'derecho'. Sin embargo, cabe recordar, también, que durante su mandato como presidenta de la Comunidad Madrid, los presupuestos a favor del negocio de la muerte experimentaron un considerable aumento, así como la proliferación de nuevos abortorios:

Este sábado, la Marcha por la Vida, la Mujer y la Maternidad ha arrancado al mediodía en la confluencia de las calles Alcalá con Sevilla, en el centro de Madrid, bajo el lema 'Cada vida importa'. Una manifestación motivada por la retirada de la reforma de la Ley del Aborto por parte del Gobierno de Mariano Rajoy, en un nuevo y flagrante incumplimiento de su programa electoral con el que engañó a sus votantes (ver página 108 de su programa electoral)

Convocada por un total de 27 asociaciones y apoyada por más de un centenar de organizaciones, la manifestación discurrió por el centro de la capital para pedir a los políticos que defiendan la vida. En declaraciones a los medios de comunicación realizadas al inicio de la marcha, el presidente del Foro de la Familia, Benigno Blanco, ha defendido la manifestación para que "en España no caiga un muro de silencio sobre el aborto" y que "muchos en la sociedad española se den cuenta" de que es un "inmenso drama social" al que no se deben acostumbrar.

"Hagan lo que hagan los políticos hay que trabajar por construir una sociedad en que no haya ningún aborto", ha aseverado, al tiempo que ha denunciado que la reforma del Gobierno no es una reforma en materia de aborto, sino de "menores de edad" que deja "intacta" la regulación que hizo el expresidente José Luis Rodríguez Zapatero.