Cristianos de Irak, en multitudinaria procesión, testimonian la firmeza de su fe en medio de la persecución

Cristianos de Irak, en multitudinaria procesión, testimonian la firmeza de su fe en medio de la persecución

La fiesta de la Inmaculada muestra su inquebrantable convicción religiosa
Ni la espada, ni el éxodo, ni el expolio, ni el hambre, ni el frío del invierno tras el insoportable calor del desierto en verano... Nada puede con su fe
Mensaje del Papa: "¡Hoy sois las cañas de Dios, que se pliegan bajo este viento feroz, pero que después se enderezarán!"

En la fiesta de la Inmaculada, pese al sufrimiento por el terror islámico. Como les dijo el Papa, "¡Hoy sois las cañas de Dios, que se pliegan bajo este viento feroz, pero que después se enderezarán!".

REDACCIÓN HO.- Miles de fieles participaron en la procesión de la Inmaculada que en la noche del sábado, 6 de diciembre, tuvo lugar en las calles de Ankawa, un barrio de mayoría cristiana de la ciudad iraquí de Erbil, donde desde el pasado mes de agosto han sido acogidos los refugiados que huyeron de Mosul y de las aldeas cristianas de la llanura de Nínive ante el avance de los yihadistas del Estado Islámico (IS). Ni la espada, ni el éxodo, ni el expolio, ni el hambre, ni el frío del invierno tras el insoportable calor del desierto en verano..., Despojados de todo lo terrenal, se muestran llenos, porque nada doblega su fe.

El acto de devoción dedicado a la Virgen María, que se celebró en preparación de la fiesta de la Inmaculada Concepción, dio comienzo en el cementerio de San José con la recitación de himnos marianos, seguido de un breve discurso por el patriarca caldeo Louis Raphael I. Luego la multitud de fieles comenzó a caminar hacia la estatua de la Inmaculada a la entrada de Ankawa, convertida en todo un símbolo de fe, desde que el pasado mes de agosto, en la fiesta de la Asunción, los cristianos inauguraran una inmensa imagen de la Virgen de más de quince metros que comanda la ciudad de Erbil, una imagen que además gira sobre sí misma para poder mirar a todas las direcciones. de modo que haga presen te a todos, tambiñen al enemigo Estado Islámico, que María está en todas partes y que no abandona a sus hijos.

Mensaje del Papa

Reunidos en torno a la imagen, en la noche iluminada por miles de velas encendidas, los participantes tuvieron la oportunidad de escuchar en silencio el mensaje de vídeo que el Papa Francisco envió con su bendición y sus palabras de consuelo a todos los cristianos iraquíes, según ha informado la agencia Fides.

En su mensaje, el Santo Padre también mencionó a Santa Teresa del Niño Jesús, patrona de las misiones: "Pienso en Santa Teresa del Niño Jesús -recordó el Pontífice-, que decía que ella y la Iglesia se sentían como una caña: cuando arrecian el viento y la tormenta, la caña se dobla, pero no se rompe. En este momento vosotros sois esa caña, os dobláis por el dolor, pero tenéis fuerza para llevar vuestra fe, que para nosotros es un testimonio. ¡Hoy sois las cañas de Dios. Las cañas que se pliegan bajo este viento feroz, pero que después se enderezarán!".

En la procesión estaban presentes el cardenal Philippe Barbarin y una delegación de voluntarios de la Iglesia de Lyon. El cardenal francés ha sido el encargado de llevar a Ankawa el mensaje en vídeo del Papa Francisco al pueblo de Irak.

MasLibres.org: #YoTambiénSoyNazareno

La sociedad civil manifestaba el pasado 17 de agosto en Madrid su cercanía a los cristianos y otras minorías religiosas en Irak, en un acto de oración ante la embajada de Irak en España, convocado por nuestra plataforma en defensa de la libertad religiosa, MasLibres.org. "No estáis solos", era el mensaje que unía a cristianos de diversas confesiones y a musulmanes de bien. 

En dicho acto, al que se sumó el propio embajador iraquí, presentamos el Manifiesto "Todos Somos Nazarenos" que puede suscribirse firmando esta alerta de HO, en el que se insta al Gobierno español, al Congreso de los Diputados, a la Comisión europea, al Parlamento Europeo y a Naciones Unidas a actuar sin más demora para parar este genocidio, según se expone en el texto del citado Manifiesto que se les remite, junto a las firmas recibidas.