Rajoy y Aznar contrastan en Barcelona sobre la respuesta al rupturismo de Mas

Rajoy y Aznar contrastan en Barcelona sobre la respuesta al rupturismo de Mas

El jefe del Gobierno español afirma que no negociará el "viaje a ninguna parte" del presidente catalán
Pero añade que "los delirios se calman con tranquilidad, no con más alborotos"
Aznar -con el que no cruza agenda en la ciudad-, pidió la víspera "una acción muy clara" ante el rupturismo secesionista

El presidente afirma que no negociará el "viaje a ninguna parte" de Mas, pero que "los delirios se calman con tranquilidad, no con más alborotos". Aznar -con el que no cruza agenda en la ciudad-, pidió la víspera "una acción muy clara" ante el secesionismo.

REDACCIÓN HO.-  El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha acusado este sábado al presidente de la Generalitat, Artur Mas, de impulsar un "viaje a ninguna parte" con su plan para declarar la independencia en 18 meses tras unas elecciones plebiscitarias, y ha advertido de que está dispuesto a hablar pero no negociará sobre la unidad de España.

"Nunca he negociado ni negociaré sobre la igualdad de los españoles y su derecho a decidir qué quieren que sea su país", ha advertido ante más de mil personas al clausurar las Jornadas Municipales sobre Estabilidad y Buen Gobierno que ha celebrado el PP en Barcelona donde, en una alocución bajo el título 'España triene futuro', ha defendido que "los delirios se calman con tranquilidad, no con más alborotos".

Rajoy ha pedido respeto para Cataluña porque "no puede ser un país de listas únicas", y ha contrapuesto la inestabilidad que ve en el debate soberanista con su propio compromiso por proteger las finanzas catalanas y los intereses de los ciudadanos al margen de lo que opinen.

Contraste con el mensaje de Aznar, con el que no cruza agenda en Barcelona

José María Aznar y la dirección del PP volvieron a marcar distancias. No sólo porque Rajoy no ha coincido pese a la proximidad con el expresidente -que participaba en un foro empresarial en el mismo puerto de Barcelona en el que los populares han instalado su cuartel general durante dos días-, sino también por los discursos.

Aznar, que es presidente de honor del partido, mantuvo en la víspera del discurso de Rajoy este sábado en Barcelona un mensaje muy contundente contra el secesionismo que predica Artur Mas, en lo que se interpreta como un toque de atención al hoy jefe del Ejecutivo:  "O hay continuidad histórica o hay ruptura, y cuando se lleva la política a estos límites, la acción debe ser muy clara". Y remató: "quién utiliza las instituciones no para respetar la Constitución y sí para vulnerarla no sólo comerte un error político, comete una grave deslealtad. Pone en peligro las bases fundamentales de la convivencia entre españoles".

Sin citar al presidente de la Generalitat, añadía que "algunos españoles equivocados" han puesto en peligro el fortalecimiento y la garantía del Estado de Derecho en España, por lo que ha deseado que la mayoría de españoles, a su juicio, bien orientados, lo corrijan.