Firma Vida en CitizenGO: el Consejo de Europa se niega a pronunciarse sobre el infanticidio neonatal

Firma Vida en CitizenGO: el Consejo de Europa se niega a pronunciarse sobre el infanticidio neonatal

«Permitir que los niños mueran sin atención, o matarles, simplemente porque no eran deseados, es inhumano»
ECLJ introducirá este tema en la Asamblea del Consejo de Europa
Apoya la iniciativa: firma en CitizenGO
Grégor Puppinck: «Es una necesidad urgente el terminar con estos infanticidios»

En plena víspera del Día Internacional de los Derechos del Niño, el Comisionado para los DD.HH., Nils Muižniek, se negó a reunirse con las ONGs denunciantes para informarse. Da peso a esta petición: firma.

REDACCIÓN HO.-  Ayer, 19 de noviembre, en plena víspera del Día Internacional de los Derechos del Niño que celebramos hoy, el Comisionado para los Derechos Humanos del Consejo de Europa, Nils Muižnieks, consideró que la práctica del infanticidio neonatal no está dentro de su jurisdicción, y se negó a reunirse con las ONGs denunciantes, dispuestas a proporcionarle información sobre este tema. En julio de 2014, el Comité de Ministros no pudo votar sobre la misma cuestión.  Por ello, el Centro Europeo para el Derecho y la Justicia (ECLJ, por sus siglas en inglés) apela a los ciudadanos a que apoyen esta demanda para que pueda tratarse en la Asamblea .

Mediante escrito de fecha del pasado 1 de noviembre, cuatro organizaciones no gubernamentales(la Oficina Internacional Católica de la Infancia , la Unión Mundial de Organizaciones de Mujeres Católicas' , la Federación de la Familia Católica en Europa y el Centro Europeo para el Derecho y la Justicia)  solicitaron  a Nils Muižnieks entrevistarse para entregarle un informe que expone la cruel situación de los niños nacidos vivos tras sobrevivir a un aborto.  Cada año, de hecho, muchos niños nacen con vida durante abortos, sobre todo cuando se practican más allá de la semana 20de embarazo. Estos niños a menudo se dejan morir sin atención, luchando por respirar a veces durante varias horas, o asesinados por inyección letal o sofocación, y luego eliminados de los residuos biológicos.

Estos hechos se evidencian por los datos oficiales y los testimonios de las parteras. Un estudio publicado  en el British Journal of Obstetrics and Gynecology  demostró que a las 23 semanas de gestación, la tasa de niños que sobreviven aborto alcanzaba el 10%.

«Permitir que los niños mueran sin atención, o matarles, simplemente porque  no eran deseados, es inhumano. Es por ello que estas ONG querían entrevistarse con el Comisionado para los Derechos Humanos, y defender que todos los seres humanos nacidos vivos tienen el mismo derecho a la vida  y la salud, sin discriminación por las circunstancias de su nacimiento, de conformidad con los derechos humanos», informa a HO Grégor Puppinck, director del ECLJ. 

Pero el comisario se negó a recibir estas ONG, argumentando que su jurisdicción "no cubre las cuestiones planteadas". "Sin embargo, el  15 de enero de  2014, él tomó una posición pública en contra de los abortos selectivos por cuestión de sexo, pidiendo su prohibición penal. Además, la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño, que celebra su 25 º aniversario, señala que "el niño, por su falta de madurez física y mental, necesita protección y cuidado especiales especial, incluyendo la debida protección legal, tanto antes como después del nacimiento".

Ya informados por un miembro de esta violación de los derechos humanos, el Comité de Ministros del  Consejo de Europa, que reúne a los gobiernos de los 47 Estados miembros, dispuso en julio  el llegar a un acuerdo sobre las medidas que se debían adoptar "para asegurar que los fetos que sobreviven el aborto no se vean privados de los que tienen derecho de atención médica (la calidad de vida en el momento del nacimiento) en el marco del Convenio Europeo de Derechos Humanos". Algunos gobiernos, por miedo a poner en peligro el aborto tardío, se negaron a reconocer públicamente que estos bebés tienen derechos.

«La negativa del Comisionado para los Derechos Humanos y la incapacidad del Comité de Ministros a decir que todos los recién nacidos tienen derecho a la vida ya la atención de la salud es una vergüenza y muestra un consentimiento tácito  al infanticidio y trato inhumano», reprueba Grégor Puppinck. «Aun así -añade el director del ECLJ- la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa podría tal vez tener el coraje de enfrentar este problema y compensar las deficiencias del Comisionado y el Comité de Ministros».

Con este fin, el ECLJ introducirá este tema oficialmente en la Asamblea, de acuerdo con el procedimiento de petición en virtud del artículo 65 del Reglamento de la Asamblea. Este procedimiento permite que cualquier ciudadano que solicite del Presidente y la Oficina de la Asamblea para incluir un asunto en el orden del día.

Para dar peso a esta petición de la Asamblea, el ECLJ invita a nadie a unirse a esta petición.  «Les pedimos que se unan a nuestra petición, porque es una necesidad urgente el terminar con estos infanticidios», concluye Puppinck.