'Las leyes de la desigualdad': adoctrinando a nuestros hijos, vulnerando la patria potestad

'Las leyes de la desigualdad': adoctrinando a nuestros hijos, vulnerando la patria potestad

Nuevas leyes autonómicas tratan de imponer la ideología de género bajo la excusa de la 'igualdad
Libres para Educar, iniciativa de Profesionales por la Ética, subraya en este vídeo los capítulos educativos de tales normativas
Establecen de forma obligatoria talleres de educación sexual, de diversidad sexual e ideología de género al margen de la opinión, voluntad y convicciones de los padres
Afectan a aspectos de la vida de los niños hasta a niveles inimaginables como es el caso del ocio infantil
El derecho a la libertad educativa de los padres y la protección de nuestros hijos está en juego; usa y difunde el Pin Parental

Nuevas leyes autonómicas tratan de imponer la ideología de género bajo la excusa de la 'igualdad'. Su preocupante capítulo educativo adoctrina a los niños hasta niveles inimaginables. Son nuestros hijos, ejerzamos nuestros derechos: Pin Parental

REDACCIÓN HO.-  El pasado martes, 28 de octubre, publicábamos en Noticias HO el Informe Las leyes de desigualdad. Informe sobre la vulneración y recorte de derechos fundamentales en las nuevas leyes autonómicas sobre «igualdad de género, realizado por el Área de Estudios de Profesionales por la Ética (PpE)  En él se analizan las nuevas leyes autonómicas que afectan a todas las áreas de la vida social, tanto en el ámbito público como privado, vulnerando y recortando derechos fundamentales. Ahora Patricia Rubio, portavoz de la iniciativa Libres para Educar de PpE, presenta este vídeo en el que se enfatizan los capítulos educativos de estas leyes autonómicas, y que afectan a los menores hasta el punto de regular, con el pretexto de la igualdad, aspectos de la vida de los niños hasta niveles inimaginables como es el caso de los ocios infantiles. Y se establecen de forma obligatoria talleres de educación sexual, de diversidad sexual e ideología de género al margen de la opinión, voluntad y convicciones  de los padres.

«Estas leyes incluyen objetivos aceptables para toda la sociedad, de manera que nadie pueda oponerse a fines aparentemente impecables como la igualdad, la no discriminación, la eliminación de la violencia de género… Sin embargo se coacciona en la escuela de diversas maneras», denuncia Rubio, que cita: 

  • Obliga a incorporar la realidad homosexual, bisexual, transexual, transgénero e intersexual en los contenidos transversales de forma­ción de todo el alumnado, así como la visibilización en la educación de los diferentes modelos de familia
  • Fomenta la realización de actividades dirigidas a la comunidad escolar para la prevención de comportamientos discriminatorios por la orientación sexual o la identidad de género.
  • Impone la formación en Educación Sexual y violencia de género, a través de talleres y cursillos lo que facilita la entrada de colectivos ideologizados y adoctrinadores de todo tipo.
  • Dispone de ayudas y subvenciones para promocionar y favorecer espectáculos, series y programas infantiles y juveniles que incorporen registros positivos sobre la diversidad afectivo sexual y la identidad de género, así como producciones culturales y certámenes culturales y deportivos que incorporen la temática LGBT y potencien referentes positivos LGBTI.

El nuevo vídeo, breve y muy expresivo, explica la situación a la que estas leyes nos abocan en la escuela. En él encontraras de forma muy visual lo que estas leyes suponen para la educación de nuestros hijos. «Una vez más, se impone en la escuela el adoctrinamiento a espaldas de los padres. Y frente a esto, el arma que tenemos es el Pin Parental, la Solicitud de información previa y consentimiento expreso en la que los padres exigen ser informados previamente de las actividades, cursos y talleres de educación afectivo-sexual y otros temas relacionados con la ideología de género. Ejerzamos nuestro derecho sin complejos ahora que aún podemos», alienta Rubio.

¡Actúa!

  • Reenvía esta información, el vídeo y el Pin Parental, a todos los padres que conozcas, por tus hijos y por los de los demás. El derecho a la libertad educativa de los padres y la protección de nuestros hijos está en juego y la generalización del uso del Pin Parental la garantiza.