El PSOE acusa a la Iglesia Católica de protagonizar "el mayor escándalo inmobiliario de la democracia"

El PSOE acusa a la Iglesia Católica de protagonizar "el mayor escándalo inmobiliario de la democracia"

El PSOE afirma que «comparte plenamente» el objetivo de las plataformas expoliadoras
Acusa a la Iglesia de «la apropiación masiva de bienes de patrimonio histórico y cultural y bienes públicos»
Acuerda con las plataformas laicista que promueven el expolio de bienes de la Iglesia un plan de acción conjunto
Tras reunirse también con estas plataformas, IU anuncia que promoverá un recurso ante el TC

Apurando laicismo y perdiendo memoria de su propia historia, lo declara tras comprometer su acción con las Plataformas a favor del disparatado expolio a los católicos en Córdoba y Navarra, a las que tampoco les duelen prendas apoyarse en batasunos.

REDACCIÓN HO.-  El Grupo Socialista en el Congreso considera que lo que tilda de «la apropiación masiva de bienes de patrimonio histórico y cultural y bienes públicos que ha realizado la Iglesia Católica  gracias a la reforma de 1998 del Gobierno de Aznar de la Ley Hipotecaria» es «el mayor escándalo inmobiliario de la historia de la democracia».

Actuación conjunta

Tamaña declaración en un partido que mucho debe aún mirarse y enmendarse ante de reprochar supuestos "escándalos" a otros se produce después de que el portavoz del Grupo Parlamentario Socialista, Antonio Hernando, y sus portavoces de Economía y Justicia, Juan Moscoso del Prado y Rosa Aguilar, se hayan reunido con las llamadas Plataformas de Defensa del Patrimonio Navarro y Mezquita-Catedral de Córdoba, con el objetivo, señalan, de «estudiar conjuntamente cuál es la estrategia más adecuada para lograr la reversión de todos los bienes inmatriculados ilegítimamente por la Iglesia Católica en toda España».

El PSOE «comparte plenamente» el objetivo de las plataformas expoliadoras 

En una nota de prensa, los socialistas han explicado que se han valorado las «diferentes alternativas que existen para lograr ese objetivo, que compartimos plenamente», y que se ha acordado con las plataformas «coordinar las actuaciones políticas y jurídicas que sean necesarias para lograr su reversión».

En cualquier caso, el PSOE no detalla si entre esas actuaciones jurídicas está recurrir ante el Tribunal Constitucional la inmatriculación de los bienes, algo que demandan las plataformas y que requeriría la firma de, al menos, 50 diputados.

Al respecto, aún decía Moscoso del Prado que la inmatriculación ha sido posible gracias a la reforma legal introducida por el Gobierno de Aznar en el 1998, que permitió a la Iglesia Católica, «desde el mayor de los secretismos», inmatricular bienes «hasta que la dimensión de lo apropiado saltó a la opinión pública, de nuevo con un gobierno del PP, que sigue avalando este escándalo». Así, ha concluido advirtiendo de que el Gobierno de Rajoy «está dispuesto a amnistiarlo para siempre, negándose incluso a que se conozca el inventario de todos los bienes apropiados por esta vía inconstitucional y sustentada en una ley franquista».

Reunión con IU

Las plataformas laicistas también se han reunido también con el grupo parlamentario de IU; tras la misma, el coordinador federal Cayo Lara ha anunciado la puesta en marcha de una campaña de recogida de firmas para recurrir la ley hipotecaria, en este sentido.

Además, el grupo parlamentario de la Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA y CHA) promoverá la presentación de un recurso al Tribunal Constitucional contra la ley que permite la inmatriculación de bienes por parte de la Iglesia Católica, la cual considera un "expolio"y, en el  mismo sentido que el PSOE, «el mayor pelotazo inmobiliario de la historia», según Cayo Lara. Se refieren, concretamente, al artículo 206 de la Ley Hipotecaria, cuya reforma está actualmente en tramitación.