Tras los pasos de Asia Bibi: la joven María Bibi defiende su fe cristiana en Pakistán

Tras los pasos de Asia Bibi: la joven María Bibi defiende su fe cristiana en Pakistán

Con 19 años, fue raptada y obligada a contraer matrimonio forzado con un musulmán
Como Asia Bibi, la joven se niega también a renegar de Cristo y clama justicia
«Dado que pertenecemos a una minoría religiosa, estamos viviendo una historia terrible», indican sus padres
No es ni mucho menos un caso aislado: Daniel Gerber recoge en un libro otros valientes testimonios de mujeres cristianas en Pakistán

Con 19 años, fue raptada y obligada a contraer matrimonio forzado con un musulmán. Mientras la minoría cristiana paquistaní vive una intensa campaña de oración y de ayuno por Asia Bibi, la joven se niega también a renegar de Cristo y clama justicia.

REDACCIÓN HO.- El pasado mes de agosto, la joven de 19 años de edad Maria Bibi fue secuestrada y obligada a abrazar el islam para unirse en matrimonio forzado con Mohammad Zohaib, un vecino y compañero de claseAhora el asunto está en manos de un tribunal. Mientras tanto, la Iglesia de Pakistán celebra un día de ayuno y oración por Asia Bibi. Líder musulmán: ningún inocente debe ser víctima "en nombre de la religión". 

«Yo no estoy casada con este Mohammad Zohaib, el  tribunal dice mentiras. Ha tratado de convertirme al Islam y me casaron en una mezquita, en contra de mi voluntad, yo no estoy dispuesto a aceptar este matrimonio». Son declaraciones de la propia Maria Bibi a AsiaNews . La joven recuerda el contenido de la denuncia presentada el 14 de octubre del año pasado, ante el tribunal para que se declare el "matrimonio nulo y sin efecto". 

De 20 años de edad, Mohammad Zohaib, un musulmán nativo de Nazimbad, un pueblo cerca de Faisalabad (en Punjab, la misma provincia en la que residía Asia Bibi con su familia), es un compañero de clase y vecino de la cristiana Maria Bibi, de19 años de edad; los dos jóvenes se conocen hace tiempo, por lo que el 5 de agosto pasado la  joven no sospechó por la petición del muchacho de estudiar juntos.  Mohammad llevó a  María a la mezquita Jamiya Rizviya, Jhang Bazar, donde recitó la fórmula islámica del matrimonio (Nikkah) en presencia de un líder religioso musulmán, convirtiéndola a la fuerza a la religión de Mahoma.

Pasados de unos días, María pudo huir de casa. Esto desató la ira del joven, que ha intentado secuestrarla varias veces y  que ha amenazado a los padres de la joven por no entregarla. Sin embargo, los progenitores de María siempre se han opuesto y defienden a su hija de su torturador. 

El 3 de octubre, Mohammad Zohaib presentaba una denuncia contra los padres de la muchacha, que al día siguiente se presentó ante los jueces para testificar. Ante la negativa de María, el joven musulmán retiró la denuncia, pero la volvió a presenta  el 13 de octubre. En este punto, María ha presentado una contrademanda, en la que afirma haber sido forzada a casarse con Mohammad y que no va a convertirse al Islam. 

La familia de María, asustada y desesperada

«Nuestra hija es inocente -repiten los padres de la joven-. Pero dado que pertenecemos a una minoría religiosa, estamos viviendo una historia terrible», añaden.  

Entrevistado por AsiaNews,  Hashmat Barkat, abogado de la muchacha, pide que se dicten leyes contra los matrimonios y conversiones forzadas en Pakistán, para la protección de las minorías.Asegura que hará todo lo posible para garantizar que se le haga justicia a María Bibi durante el proceso. 

Mientras tanto, la Iglesia de Pakistán ora y ayuna por Asia Bibi, en vigilia confiando en que prospere la apelación ante el Tribunal Supremo que anule su sentencia a  muerte por "blasfemia", el último paso para evitar la muerte de una inocente. El obispo de Islamabad-Rawalpindi Rufin Anthony recordaba que «oramos por Asia Bibi, su familia, Zafar Bhatti y otras personas encarceladas a causa de las leyes contra la blasfemia».

Maulana Muhammad Ali Khan Mehfooz, del Consejo para la ideología islámica, recuerda que el propósito de la ley es "proteger la santidad de la religión y del profeta Mahoma". Sin embargo, añade, «no debe haber víctimas inocentes en nombre de la religión y los abusos deben ser condenados».

Y es que, desgraciadamente, el de María Bibi no es ni mucho menos un caso aislado en Pakistán. Daniel Gerber recoge en un libro valientes testimonios de mujeres cristianas sometidas a toda clase de abusos y vejaciones en situaciones similares. «Solo me queda llorar y reza», narra en la obra una de ellas, resumiendo el calvario padecido por todas ellas y dando título al libro.

¡Actúa!

  1. Firma la alerta de MasLibres.org en HO: pide respetuosamente al presidente de la República Islámica de Pakistán, Mamnoon Hussain, el indulto para Asia Bibi. Entregaremos todos los mensajes al Gobierno de Pakistán.
  2. Firma la alerta de CitizenGO: pídele al embajador de EE.UU. en Pakistán que despliegue su acción diplomática para asegurar la liberación de Asia Bibi
  • Realiza una donación (HO, a través de MasLibres.org, colabora el financiar los gastos de defensa de Asia Bibi y en ayudar a su familia en sus necesidades):  Llámanos de 22:00 a 00:00 horas al teléfono 91 353 0148, en horario de 10:00 a 19:00 h. O haz un donativo pinchando aquí