Los terroristas de Estado Islámico decapitan al cooperador británico David C. Haines

Los terroristas de Estado Islámico decapitan al cooperador británico David C. Haines

En un vídeo publicado anoche en Internet los terroristas muestran la cobarde ejecución
Haines, de 44 años y origen escocés, casado y padre de dos niñas de 16 y cuatro años, fue secuestrado en marzo de 2013 en misión humanitaria
Era "un amigo de los musulmanes", a cuya asistencia se entregó también durante la guerra de los Balcanes
Los terroristas de EI amenazan en la grabación con que su siguiente víctima sea el también cooperante británico Alan Henning

En un vídeo publicado anoche en Internet muestran la cobarde ejecución y amenazan con que la siguiente víctima será la del también cooperante británico Alan Henning, si el primer ministro británico "persiste en combatir" a EI. Paremos el terror en Oriente Próximo: firma en HO.

REDACCIÓN HO.- El Estado Islámico (EI) ha publicado este sábado por la noche en Internet, en vídeo, el degollamiento del trabajador humanitario británico David Cawthorne Haines. La inhumana grabación, la tercera de este tipo tras las distribuidas con las ejecuciones de los periodistas estadounidenses James FoleySteven Sotloff, se titula 'Llamada a los aliados de América', y en ella se amenaza también con ejecutar a su compatriota y colega de profesión, Alan Henning, si el primer ministro del Reino Unido David Cameron "persiste en combatir" al grupo terrorista.

Haines, de 44 años y origen escocés, casado y padre de dos niñas de 16 y cuatro años, fue secuestrado en marzo de 2013 en misión humanitaria con la Agencia de Cooperación Técnica y Desarrollo (ACTED). Anteriormente había desarrollado sus labores en Libia y en Sudán del Sur, tal y como detallaba hacía unas horas Oficina de Exteriores de la Commonwealth (FCO) el IS había rechazado todo intento de contactar con ellos emitido por la familia del cooperante. El Gobierno británico pidió a la familia que guardara silencio sobre su secuestro, y en estos seis meses de angustia sólo recibieron una prueba de vida, enviada por Skype por los terroristas.

Los amigos del cooperante han destacado su compromiso humanitario, precisamente con los musulmanes castigados por la guerra de los Balcanes: iba, dicen, de casa en casa, preguntándoles qué necesitaban, ayudándoles a reconstruir sus viviendas y sus escuelas. Sus allegados no entienden que precisamente quienes se dicen defensores de los musulmanes se ensañen precisamente con él, porque los islámicos de los Balcanes le llamaban afectuosamente 'el loco escocés'.

De nuevo la misma funesta escenografía: paisaje desértico - identificado por algunos expertos como Raqqa, bastión sirio de los terroristas de EI -, un verdugo con acento británico amenazando a Occidente y el rehén, de rodillas, con el camisón naranja de los presos de Guantánamo. "Quiero declarar que mantengo en ti, David Cameron, toda la responsabilidad de mi ejecución", pronuncia Haines, siguiendo el guion impuesto por sus verdugos.

Condenas de Cameron y de Obama

El primer ministro británico ha expresado en Twitter su dolor por el asesinato de Haines. En dos mensajes en la red social, Cameron ha descrito su muerto como un "acto vil": "Mi corazón está con su familia, que ha demostrado un extraordinario coraje y fortaleza". "Haremos todo lo que esté en nuestra mano para para detener a los asesinos y ponerles ante la justicia", finaliza.

También condenó el asesinato el presidente de Estados Unidos, Barack Obama: "Estados Unidos condena en los términos más fuertes el asesinato brutal del ciudadano británico David Haines por el grupo terrorista ISIL. Nuestros corazones están con la familia de Heines y los ciudadanos del Reino Unido" El mandatario aseguró en un comunicado que trabajaran juntos con una "amplia coalición" de naciones para "degradar y destruir" al grupo yihadista que supone una "amenaza para nuestros ciudadanos, la región y el mundo".

Tercer preso occidental decapitado

David Haines es el tercer preso occidental que decapita EI desde que, hace tres meses, la fuerza aérea estadounidense iniciara sus bombardeos sobre posiciones estratégicas de los yihadistas en el norte de Irak. Es, a la par, el primer británico, contra cuyo gobierno carga el asesino en el vídeo: "Este británico paga el precio de tu promesa, Cameron, de armar a los Peshmerga [soldados kurdos] contra Estado Islámico".

El mensaje previo a la ejecución, al igual que los que anteriormente recitaron los periodistas estadounidenses Jim Foley y Steven Sotloff, busca provocar una reacción hostil de las sociedades de Occidente contraria a los planes bélicos de sus líderes políticos. Algo que, a tenor al menos de las últimas encuestas hechas en EEUU, no está dando resultado. 

Las previas ejecuciones de Foley y Sotloff no movieron un ápice los planes de la Casa Blanca, que sigue recabando apoyos para su alianza para parar los pies al IS en Irak y Siria. Tras visitar Turquía, reticente a que sus bases se usen contra los yihadistas, el secretario de Estado de EEUU, John Kerry, pasó el sábado por el Cairo. Allí su presidente, Abdel Fatah Sisipidió ampliar la ofensiva a otros grupos armados presentes en la región.

El encaje cooperativo de la coalición de al menos diez países de mayoría musulmana más naciones occidentales aún no se ha detallado. No se cuenta con Irán ni con Siria, que dijo que consideraría un acto de "hostilidad" cualquier intervención armada sin su beneplácito. Mientras tanto, el macabro juego de EI no cesa. El siguiente en asesinar puede ser Alan Henning. Otro que se volcó en asistir a las víctimas de la sangrienta respuesta del gobierno sirio a un levantamiento popular tornado en tragedia indecible.