Los obispos andaluces denuncian el maltrato a la asignatura de Religión en la LOMCE

Los obispos andaluces denuncian el maltrato a la asignatura de Religión en la LOMCE

Al quedar como competencia autonómica, piden a la Junta de Andalucía que mantenga "la actual situación de la asignatura"
En Ceuta y Melilla, el Ministerio ha establecido 45 minutos a la semana para Religión o su alternativa
Con ello, rebaja a la mitad el horario mínimo para la materia
Los obispos denuncian así que Religión deja de ocupar "el lugar que legal y culturalmente le corresponde en el sistema educativo español"

Al quedar como competencia autonómica, piden a la Junta de Andalucía que mantenga "la actual situación de la asignatura". En Ceuta y Melilla, el Ministerio establece 45 minutos a la semana para Religión —o de su alternativa—, rebajando a la mitad el horario mínimo.

REDACCIÓN HO.- Los Obispos del Sur de España, reunidos en Córdoba en su CXXVIII Asamblea Ordinaria,  han expresado su "disgusto por el tratamiento que el Gobierno de España" ha concedido a la asignatura en la LOMCE, pues considera que la asignatura "no ocupa el lugar que legal y culturalmente le corresponde en el sistema educativo español". Es por ello que piden a la Junta de Andalucía que mantenga "la actual situación de la asignatura de Religión".

Según informa Odisur, los obispos, han tratado en su asamblea "sobre la compleja situación en la que se encuentra la asignatura", a raíz de la  publicación por parte del Ministerio de Educación de la Orden que reduce a la mitad las horas lectivas de religión en las ciudades de Ceuta y Melilla. En una comunicación pastoral, declaran así su contrariedad por el mencionado trato que da el Gobierno, "especialmente en los niveles de Educación Infantil y Bachillerato, que pueden quedar sin dicha enseñanza religiosa".

Por eso, aunque aplauden algunas medidas, "como la regulación de una alternativa real a la asignatura y su correcta evaluación", consideran "preocupante" el hecho de que esta asignatura "quede como competencia de las comunidades autónomas, por la posibilidad de normativas diversas y hasta divergentes". En este contexto, los obispos andaluces esperan de la Junta "el mantenimiento de la actual situación" y "animan a profesores, padres y a todo el pueblo cristiano a que apoyen y defiendan, en el marco del estado social y democrático de derecho, la impartición de esta asignatura en nuestro sistema educativo".