La Santa Sede puntualiza las forzadas interpretaciones al Papa respecto a los divorciados

La Santa Sede puntualiza las forzadas interpretaciones al Papa respecto a los divorciados

El Vaticano sale al paso de las erradas interpretaciones mediáticas sobre la llamada del Papa a una feligresa casada con un divorciado
Se llegaba a concluir una autorización a comulgar por parte del Pontífice a una divorciada
La Santa Sede puntualiza que estas noticias no tienen fiabilidad "y son fuente de malentendidos y de confusión"
"Hay que evitar deducir de esta circunstancia consecuencias relativas a la enseñanza de la Iglesia"

De la llamada de Francisco para responder a una argentina casada con un divorciado -que en los medios se presentó como la "'autorización para comulgar a una divorciada"-, el Vaticano precisa que "hay que evitar deducir consecuencias relativas a la enseñanza de la Iglesia".

REDACCIÓN HO.- El portavoz del Vaticano, el Padre Federico Lombardi, ha considerado oportuno realizar algunas precisiones respecto a la llamada que el Santo Padre Francisco realizó el 21 de abril a una argentina casada con un divorciado, mujer  que previamente, el pasado mes de septiembre, había escrito un mail al Papa. Puntualizaciones que la Santa Sede realiza dada la fuerte resonancia que ha tenido en los medios y las incorrectas conclusiones extraídas, ya que sobre esta llamada del Papa los medios dieron diversas interpretaciones, algunas indudablemente forzadas, como la supuesta 'autorización para comulgar a una divorciada'.

En un breve comunicado difundido hoy, el portavoz Lombardi recuerda que el Papa suele tener contactos telefónicos con los fieles. "En el ámbito de las relaciones personales pastorales del Papa Francisco ha habido diversas llamadas de teléfono", ha escrito. Y precisó que, "como no se trata absolutamente de la actividad pública del Papa, no hay que esperar informaciones o comentarios por parte de la Oficina de Prensa".

Señala además que este tipo de noticias, que se apoyan el relato de quienes hablaron con el Papa, suelen ser fuente de confusión y sufren una amplificación mediática: "Las noticias difundidas sobre esa materia -ya que están fuera del ámbito propio de las relaciones personales- y su amplificación mediática no tienen por lo tanto confirmación alguna de fiabilidad y son fuente de malentendidos y de confusión" añade el comunicado.

En este caso en particular, las interpretaciones fueron incluso muy forzadas e impuntuales, como llegar a confundir que una mujer casada con un divorciado era divorciada, y que la llamada del Papa significaba que los divorciados podían acercarse al sacramento de la comunión. "Por lo tanto -concluye el padre Lombardi- hay que evitar deducir de esta circunstancia consecuencias relativas a la enseñanza de la Iglesia".

Frente a interesadas interpretaciones, bien vale recordar las palabras del Papa a los novios, el pasado 14 de febrero, en su defensa del matrimonio indisoluble.