Más de 115.000 ciudadanos piden la protección de la catedral de Córdoba frente al intento de expropiación

Más de 115.000 ciudadanos piden la protección de la catedral de Córdoba frente al intento de expropiación

Del total, 15.000 han sido recogidas en papel. El resto, online.
Es innegable que la propiedad es de la Iglesia

Además de la petición online (100.085), la plataforma MásLibres.org también ha recopilado 15.000 firmas en papel apoyando la misma causa.

MADRID, 22 DE ABRIL 2014.- La campaña impulsada por la plataforma en defensa de la libertad religiosa MasLibres.org para impedir los intentos de expropiación de la catedral de Córdoba ya ha superado las primeras 100.000 peticiones recogidas a través de internet a través de HazteOir.org.

La campaña fue puesta en marcha el pasado 5 de marzo, cuando grupos vinculados a través de subvenciones a la Junta de Andalucía impulsaron un manifiesto para lograr la expropiación del templo a su legítima dueña, la Iglesia católica.

Tanto la presidenta del Gobierno andaluz, Susana Díaz, como su vicepresidente, Diego Valderas, no han respondido oficialmente a los más de 100.000 ciudadanos que, a través de internet, reclaman que “anulen las gestiones iniciadas para apropiarse de los derechos de la Iglesia en la catedral de Córdoba y archiven este asunto”.

“No añadan a las muchas lagunas de su Ejecutivo la ignorancia histórica y la intolerancia totalitaria. Olviden el intento de apropiarse de los bienes de la Iglesia, desmárquense de los fuegos de artificio de su delegada en Córdoba y busquen el bien de sus conciudadanos, en lugar del enfrentamiento, la intolerancia y la división” añaden los firmantes de la acción de MásLibres.org.

El portavoz de la plataforma, Miguel Vidal, considera que “los argumentos jurídicos e históricos son tan evidentes que los intentos por arrebatar a la Iglesia católica la titularidad de la catedral son tan ridículos como, esperemos, ineficaces”.

Por otro lado, Vidal explica que, “además de las más de 100.000 peticiones a través de internet, hemos impulsado una campaña paralela de recogida de firmas en papel que ya cuenta con más de 15.000 adhesiones”.