Asalto vandálico a cuatro templos católicos vieneses

Asalto vandálico a cuatro templos católicos vieneses

En la catedral de San Esteban fue sorprendido un hombre destruyendo las imágenes
Esta siendo investigando en relación a los ataques a los cuatro templos católicos vieneses

El portavoz de la Arquidiócesis austriaca denuncia la oleada de violencia padecida el pasado sábado, 29 de marzo, en la catedral de San Esteban y en las iglesias parroquiales de Breitenfeld (Josefstadt), de Neuottakring (Ottakring), y de Lazaristenkirche (Neubau). 

REDACCIÓN HO.-Además de la Catedral de San Esteban resultaron afectados por los actos vandálicos perpetrados el pasado 29 de marzo en la diícesis de Viena  la iglesia parroquial Breitenfeld (Josefstadt), la de Neuottakring (Ottakring) y la de Lazaristenkirche (Neubau, nueva construcción) . "Nunca hemos padecido un ataque vandálico tan masivo", lamentaba el pasado domingo por la tarde Michael Prüller, portavoz de la Arquidiócesis de Viena. El montante que suponen los daños causados aún está siendo objeto de cuantificación.

En la iglesia parroquial de Breitenfeld, los vándalos derribaron y destruyeron cuatro estatuas de santos y demolieron una parte de la pila bautismal. En la de Lazaristenkirche, rompieron casi todas los estatuas y derribaron el Cristo de un crucifijo de madera, al que además rompieron los brazos; además, pese a ser de de piedra sólida, lograron arrancar los dedos de la imagen de San Vicente. 

En la catedral de San Esteban, un hombre de 37 años de edad, fue sorprendido golpeaba y lanzaba desde su base de mármol la estatua de San Judas, que quedó seriamente dañadaAntes de que pudiera arremeter contra la imagen del Sagrado Corazón de Jesús, los fieles le detuvieron y le retuvieron hasta que llegó la Policía. El autor se llama las "marionetas" fieles. 

El periodista independiente Andreas Unterberger informó de que el detenido pronunció motivaciones islamistas y que se llamaba Ibrahim. Sin embargo, la Policía señaló que ala saltante presentaba trastornos psíquicos y que encontraba ninguna razón para mantenerlo retenido. La Arquidiócesis está a la espera de lo que concluya la investigación policial, que trata de averiguar también si el detenido es el responsable de todos los ataques perpetrados en los cuatro templos.