Enraizados denuncia a la Federación de Mujeres Progresistas por incitación al odio contra los católicos

Enraizados denuncia a la Federación de Mujeres Progresistas por incitación al odio contra los católicos

La asociación presenta hoy denuncia ante la Fiscalía e interpondrá la correspondiente querella
Recuerda los múltiples antecedentes animando a esta misma violencia
"El no frenar estos actos que incitan a la violencia a tiempo tiende a derivar en ataques reales, sin ningún respeto a la autoridad"

En su concentración del pasado 29 de marzo, como demuestran las imágenes, corearon diversos lemas susceptibles de constituir delitos de amenazas, injurias, y contra los derechos fundamentales y las libertades públicas. La asociación, que hoy presenta su denuncia ante la Fiscalía, interpondrá querella.

REDACCIÓN HO.-  En la concentración proabortista organizada por la Federación de Mujeres Progresistas el pasado 29 de marzo se incitó a la violencia (vídeo, aquí) al corear lemas como “Vamos a quemar la conferencia episcopal por machista y patriarcal”, “Si el Papa estuviera embarazado el aborto sería sagrado” y “sacar vuestro rosarios de nuestros ovarios”, sólo por mencionar algunos. Por los motivos de incitación al odio y la violencia a causa de las creencias religiosas, delito de amenazas, delito de injurias, y delito contra los derechos fundamentales y las libertades públicas, la asociación Enraizados denunciará hoy ante el Ministerio Fiscal a la Federación de Mujeres Progresistas e interpondrá la correspondiente querella. 

El presidente de Enraizados, José Castro Velarde, afirma que se han visto “obligados a denunciar públicamente tales ataques realizados contra la Iglesia Católica, y en consecuencia contra el Cristianismo y contra todos los creyentes y ciudadanos de buena voluntad, en un contexto social de intolerancia con esta religión en el que se está constantemente vejando y humillando todo aquello representativo de la misma por algunos colectivos”.

Múltiples antecedentes

"Cabe destacar -se señala desde la asociación denunciante- que esta actitud delictiva contra los sentimientos religiosos ha sido una acción con antecedentes, los mismos gritos han sido proferidos en varias manifestaciones en Valladolid y en Santiago de Compostela, acaecidas los días 27 y 28 de septiembre de 2013, y días más tarde se ha colocado una bomba en la Catedral de Zaragoza, por lo que se considera necesario poner freno inmediatamente a este tipo de actitudes violentas, radicales y fanáticas".

La concentración descrita, se afirma desde Enraizados, "anima a la violencia, incitando a quemar una institución de referencia para la fe católica; estos insultos se realizan en público y con intención de difusión. El no frenar estos actos que incitan a la violencia a tiempo tiende a derivar en ataques reales, sin ningún respeto a la autoridad, tales como los que se han visto recientemente".