La ponencia del Constitucional avala el recurso del PP contra la 'Ley Aído'

La ponencia del Constitucional avala el recurso del PP contra la 'Ley Aído'

Elaborada por el magistrado Andrés Ollero avala cuestiones fundamentales del recurso del PP
No se sabe si se acabará abordando en el Pleno del alto tribunal, al haber una reforma legal en trámite
Los que defienden que debe hacerse alegan que así consolidaría la doctrina del TC
La tramitación parlamentaria del Anteproyecto se prevé para septiembre
Rajoy responderá a una pregunta de Rubalcaba sobre el tema en la sesión de control parlamentaria del miércoles

Elaborada por el juez Ollero, la ponencia aboga por estimar puntos esenciales que recurría del PP, según La Razón. Europa Press constata que el alto tribunal ha confirmado a IU que este procedimiento, al que se suma el recurso del Gobierno de Navarra, se encuentra "concluso". 

REDACCIÓN HO.-  El diario La Razón adelanta hoy esta muy interesante primicia en relación al recurso presentado por el PP  en junio de 2010 ante el Tribunal Constitucional contra la ley de barra libre al aborto aprobada por el Gobierno socialista de Zapatero, aún vigente y conocida como 'Ley Aído'.  Según informa la agencia Europa Press, el recurso se encuentra en su fase final y el propio Tribunal Constitucional se lo habría confirmado así a Izquierda Unida, en respuesta a una solicitud que le remitiera Gaspar Llamazares el pasado 29 de enero al presidente del alto tribunal, Francisco Pérez de los Cobos, en la que solicitaba «información sobre el estado de tramitación» de los recursos de inconstitucionalidad interpuestos en su día contra la ley del aborto aún en vigor. En la contestación del TC, informa la citada agencia, se señala que, al igual que el del Gobierno de Navarra, el «procedimiento se encuentra concluso». 

Dudas sobre si se debatirá en el Pleno del TC

Sobre esta cuestión, fuentes jurídicas indicaron a La Razón que la ponencia elaborada por el magistrado Andrés Ollero aboga por estimar algunos de las aspectos fundamentales sostenidos en el recurso de los populares, al considerar que no se ajusta a las previsiones constitucionales y a la doctrina fijada por el propio Tribunal Constitucional. En estos momentos, según las citadas fuentes, no está todavía fijado el Pleno donde se abordará la cuestión, y no se sabe aún si llegará a debatirse, al haber una reforma de la ley en proceso de tramitación, el Anteproyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada. Algunos defienden que sí se debata el texto al entender que, de esa manera, se fijaría una doctrina consolidada sobre supuestos para abortar y la constitucionalidad o no de una ley de plazos. 

Según apunta La Razón, el Gobierno descarta tajantemente retirar la reforma, cuya tramitación parlamentaria prevé para septiembre, aunque formalmente indiquen que llegará al Congreso en junio. El Ejecutivo circunscribe al ámbito parlamentario la negociación del texto, "sin afectar al núcleo sustancial". El PP tratará de sumar votos de Unió o de UPN para no aprobarla en "solitario", una  expresión entre comillas dada la mayoría absoluta que avala al Gobierno. "En una cuestión tan delicada como esta no tienen sentido los desahogos políticos y hay que intentar buscar consensos, aunque sean difíciles, porque una ley del aborto  apoyada sólo por el PP no tendría ningún sentido", apunta un alto cargo del Gobierno. 

Esta semana, Rajoy abordará el tema en la sesión de control al gobierno del miércoles, contestando la pregunta de Rubalcaba sobre si el Anteproyecto "respeta la libertad de las mujeres para decidir sobre su maternidad".

El recurso del PP

«El aborto libre hasta las 14 semanas nos parece contrario al derecho a la vida, tal y como lo ha interpretado el Tribunal Constitucional desde sus comienzos, en el año 1985», destacó el entonces diputado del PP Federico Trillo nada más presentar el recurso ante el TC. El PP cree que con legalizar el aborto libre en las 14 primeras semanas, como establece la «Ley Aído» –aunque en algunos supuestos se llega a las 22 semanas– «el Estado renuncia a su obligación constitucional de proteger al no nacido, al asumir como propia la decisión de la madre y no exigirle al menos una razón objetiva que justifique el "sacrificio"». Además, esta posibilidad de interrumpir el embarazo sin ningún tipo de limitación «resulta incompatible con el artículo 15 de la Constitución española, que reconoce que todos tienen derecho a la vida». Los populares creen, además, que «no se ha querido regular una garantía administrativa para proteger la vida del no nacido».

Otro de los puntos del recurso hace alusión al hecho de que las jóvenes menores de 16 y 17 años puedan abortar sin consentimiento ni conocimiento de sus padres. Este aspecto es considerado inconstitucional por el PP porque «se disminuyen las garantías de la menor gestante y se impide a los padres su derecho a formar a sus hijos. Además, «evita que les presten asistencia y apoyo familiar». En definitiva, «supone una flagrante violación de los derechos de los padres a que sus hijos reciban una formación conforme a sus propias convicciones e ignora las responsabilidades que les son inherentes en el ejercicio de la patria potestad».

Junto a ello, el PP considera contrario a la Constitución que sólo se reconozca la objeción al profesional sanitario que realiza el aborto y le exija requisitos para hacerlo, mientras hay parte del personal sanitario que queda excluido de acogerse a las razones de conciencia para no practicar un aborto. El hecho de que la objeción sea necesario manifestarla «anticipadamente y por escrito» son dos requisitos «innecesarios, desproporcionados y que restringen injustificadamente el ejercicio de un derecho fundamental», vulnerando así el principio de proporcionalidad recogido en el artículo 19 de la Constitución.

Diferencias entre ambas leyes 

  • Ley Aído:  Ley de plazos: Aborto libre hasta la semana 14; se puede abortar hasta la semana 22 en caso de riesgo para la salud o la vida de la madre o por graves anomalías en el feto, siempre que, en este último caso, haya un dictamen emitido por dos médicos especialistas distintos a los que practican la intervención. Aborto eugenésico: si se descubren anomalías incompatibles con la vida o enfermedad extremadamente grave e incurable del bebé, no hay límite de tiempo. Las menores de 16 y 17 años que quieran abortar necesitan informar al menos a uno de los padres o tutores legales, excepto si alegan riesgo de amenazas, coacciones o malos tratos en el ámbito familiar. Multa de seis a veinticuatro meses, por incumplir la ley; en caso de impago esta pena se sustituye por cárcel.
  • Ley Gallardón:  Ley de supuestos: en caso de violación las mujeres podrán abortar durante las 12 primeras semanas de gestación. Se podrá abortar hasta la semana 22 si existe grave peligro para la vida o salud física o psíquica de la mujer. Será necesario un informe previo emitido por dos médicos ajenos al centro donde se realizará el aborto. Los supuestos despenalizados de la interrupción voluntaria del embarazo estarán incluidos en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud. Las menores de 16 y de 17 años que quieran abortar tienen que tener el consentimiento de los padres o tutores legales para acabar con el embarazo. Por primera vez se despenaliza a la mujer que aborta, ya que se la considera una víctima.