'Liberalismo, catolicismo y ley natural': conoce las claves de la crisis de Occidente

'Liberalismo, catolicismo y ley natural': conoce las claves de la crisis de Occidente

La descristianización y la erosión del Estado liberal han progresado de la mano
En 'Liberalismo, Catolicismo y Ley Natural' encontramos las claves de la crisis actual de Occidente
Suicidio demográfico, autonegación cultural, marginación de los creyentes, hipertrofia del Estado, hedonismo,
El nuevo libro del catedrático Francisco José Contreras, lectura imprescindible

La nueva obra de Francisco José Contreras analiza las razones del futuro incierto abierto por una descristianización que ha ido pareja a la erosión del Estado liberal.

REDACCIÓN HO.- El modelo político liberal -caracterizado por el gobierno limitado, los derechos humanos y el libre mercado- permitió a Occidente construir a partir de 1800 las sociedades más habitables de la historia. El cristianismo jugó un papel fundamental en ello: el liberalismo aprovechó raíces culturales cristianas. No puede sorprender, pues, que la descristianización y la erosión del Estado liberal hayan progresado de la mano. El futuro del Occidente liberal es incierto. Francisco José Contreras analiza en su nuevo libro, Liberalismo, Catolicismo y Ley Natural ( Ediciones Encuentro) diversos aspectos de su crisis: suicidio demográfico, autonegación cultural, marginación de los creyentes, hipertrofia del Estado, hedonismo, dictadura del corto plazo...

A través de argumentos razonados e incuestionables que huyen de los disfraces y que invitan a profundizar en las fuentes citadas, y tras el éxitosu destacable Nueva izquierda y cristianismo,  de Contreras, catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevillanos retrata la realidad de una Europa, y con ello de una España, en profunda crisis; su expresión acaso más dramática sea el declive demográfico –gravísima realidad censurada desde las factorías de lo políticamente correcto-, pero también su nihilismo existencial y cultural, la hipertrofia coadyuvante en la crisis del Estado, y la revolución antropológica y estructural del cortoplacismo.

Como liberal-conservador que no se esconde, juzga que el liberalismo caracterizado por la separación de poderes, los derechos humanos y el libre mercado, es tributario del cristianismo.  Pero sufrimos las contradicciones de una civilización en deriva y declive de modo que, como se afirma en la contraportada del libro, "No puede sorprender, pues, que la descristianización y la erosión del Estado liberal hayan progresado de la mano. El futuro del Occidente liberal es incierto" . El autor desarrolla un apasionante ensayo sobre catolicismo y liberalismo que va introduciendo al lector en el panorama de crisis occidental actual.

Claves en cuatro capítulos 

Todo ello lo desarrolla en cuatro capítulos: "Europa", donde aborda el invierno demográfico: sus causas y falsas soluciones, estudiando ampliamente "¿Por qué los tratados europeos evitan mencionar al cristianismo?"; "Catolicismo", en él que Contreras reivindica el papel de la razón humana, su intrínseca imbricación en el hecho cristiano, y la aportación decisiva del cristianismo en el nacimiento y el desarrollo de la ciencia en Occidente,  analizando también la  la virulenta hostilidad que, desde el pensamiento único, lo políticamente correcto, los medios de comunicación y la acción institucional, se ha desplegado en Europa frente a la presencia pública de las iglesias cristianas, especialmente, la católica. 

El tercer capítulo,"Liberalismo", establece esclarecedores apartados como "La siempre aplazada pedagogía del liberalismo" (criticando la ausencia de ideas en la derecha, las ventajas naturales de una izquierda que cultiva la instintividad, emotividad y desresponsabilización, que confluyen en el permisivismo y el igualitarismo); su propuesta del conservadurismo norteamericano como modelo para el centro derecha europeo; y una formidable crítica liberal del Estado del Bienestar de medio centenar de densas y sugestivas páginas.

El último capítulo, "Ley Natural", lo conforman dos apartados. El primero, "Laicidad, razón pública y ley natural", parte de la siguiente afirmación: «Ni los cristianos debieran temer el concepto de laicidad, ni los llamados "laicistas" deberían aborrecer tanto a los cristianos… Pues, en realidad, la laicidad es una de las grandes aportaciones del cristianismo a la cultura occidental (como ha reconocido, por ejemplo, Jürgen Habermas)». Aquí debate acerca de las polémicas entre los conceptos de "razón pública" y "ley natural". El capítulo se cierra con el artículo desarrollado a partir del enunciado del interrogante "¿Debemos alegrarnos de la muerte del positivismo jurídico?"

El autor

Francisco José Contreras Peláez (Sevilla, 1964) es catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla. Es autor de los libros Derechos sociales: teoría e ideología (1994), Defensa del Estado social(1996), La filosofía de la Historia de Johann G. Herder(2004), Savigny y el historicismo jurídico (2005),Tribunal de la razón: El pensamiento jurídico de Kant(2005), Kant y la guerra: Una revisión de «La paz perpetua» desde las preguntas actuales (2007) y coeditor (con Fernando Llano) de A propósito de Kant: Estudios conmemorativos en el bicentenario de su muerte (2003). Ganó en 1999 el Premio Legaz Lacambra de Pensamiento Jurídico.