CONCAPA apoya la LOMCE, aunque la reforma educativa "se queda corta"

CONCAPA apoya la LOMCE, aunque la reforma educativa "se queda corta"

"Es un avance significativo sobre la legislación anterior"
"Marca una tendencia positiva, al introducir el concepto del esfuerzo y la necesaria transparencia"
Pero "la ley se queda corta al no haber acometido una reforma integral del sistema educativo"
"No es la ley que queríamos y necesitábamos" pero CONCAPA ofrece "su lealtad y cooperación" en beneficio de la educación española

"Aunque no es la ley que queríamos y necesitábamos, una vez aprobada, CONCAPA –como ha hecho siempre- ofrece su lealtad y cooperación para conseguir que el desarrollo reglamentario de la LOMCE favorezca su mejor aplicación en beneficio de la educación española".

REDACCIÓN HO.- La Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y padres de Alumnos (CONCAPA) muestra su satisfacción por la aprobación de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), "una ley que pretende un cambio sustancial del modelo educativo que veníamos padeciendo, un sistema obsoleto que conducía a un alto e inaceptable nivel de fracaso escolar entre nuestros alumnos", advierte la Confederación mayoritaria de padres y madres de alumnos, en la que participan unos tres millones de padres, en un comunicado remitido a HO.

CONCAPA considera así que la LOMCE "es un avance significativo sobre la legislación anterior y marca una tendencia positiva al introducir el concepto del esfuerzo y la necesaria transparencia, que permitirá mejorar el nivel educativo de nuestro país".

Pero se queda corta 

No obstante, la Confederación Católica recuerda, como ya advirtiera cuando que se presentó el proyecto, que "la ley se queda corta al no haber acometido una reforma integral del sistema educativo, comenzando por una reestructuración de las etapas Infantil y Primaria, que es donde se larva el fracaso escolar que aparece en Secundaria".

Por otra parte,  observa que la reforma legal tampoco contempla –entre las muchas peticiones de CONCAPA- ni la gratuidad del Bachillerato para todos los centros sostenidos con fondos públicos, ni la obligación de los centros de rendir cuentas económicas y pedagógicas ante las familias –auténticos destinatarios de la educación-, con la mejora de propuestas para el curso siguiente.

"Aunque no es la ley que queríamos y necesitábamos, una vez aprobada, CONCAPA –como ha hecho siempre- ofrece su lealtad y cooperación para conseguir que el desarrollo reglamentario de la LOMCE favorezca su mejor aplicación en beneficio de la educación española", señala la Confederación, que finaliza recordando que "los padres resultan fundamentales en la formación de los hijos, por lo que les animamos a que seguir interesándose diariamente por su trayectoria escolar y a la colaboración cercana y continua con el centro".