La Conferencia Política del PSOE subraya su apuesta laicista

La Conferencia Política del PSOE subraya su apuesta laicista

OLRC: "El Partido Socialista quiere hacer de España un país laico y están utilizando lo que se les ocurre para conseguirlo”
Eliminar la Religión de la escuela o quitar la exención del IBI para los inmuebles de la Iglesia Católica supone incumplir los Acuerdos con la Santa Sede
Con ello se viola el derecho internacional
España es un país aconfesional, pero en el PSOE "usan todo lo que se les ocurre" para que sea laicista

Quieren incumplir lo Acuerdos Internacionales con la Santa Sede: que no se dé Religión en las escuelas y que la Iglesia pague el IBI. OLRC: "con ello incumplen el derecho internacional. España no es además un país laico, sino aconfesional".

REDACCIÓN HO.- El PSOE ha aprobado en su Conferencia Política que la asignatura de Religión no forme parte del currículum ni del horario escolar. El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC) les recuerda que esta medida incumpliría el derecho internacional. “El Partido Socialista quiere hacer de España un país laico y están utilizando lo que se les ocurre para conseguirlo”, afirma María García, portavoz del OLRC.

Eliminar la Religión de las escuelas o quitar la exención del IBI para los inmuebles de la Iglesia Católica supondría saltarse los Acuerdos con la Santa Sede, en los que se establece que esta asignatura debe estar presente en toda la enseñanza preuniversitaria”, añade García.   

El OLRC recuerda además que España es un país aconfesional, no laico, según establece la Constitución, en la que se nombra precisamente a la Iglesia Católica por ser la de mayor tradición en nuestro país. “El Partido Socialista busca eliminar de un plumazo 20 siglos de tradición en España. Quiere hacer a los escolares ignorantes, que no puedan comprender el arte o la historia y eliminar las raíces cristianas de nuestro país”, remarca la portavoz del OLRC. “Además, son los alumnos y sus padres los que deben decidir si cursan o no la asignatura de Religión, según sus ideas morales, no un partido político”, recuerda García.

Otra de las ideas acordadas en la Conferencia Política de los socialistas y que muestra el laicismo del PSOE es la decisión de eliminar de la exención del IBI a los edificios pertenecientes a la Iglesia Católica, una institución que, recordemos, no recibe ni un euro de lso Presupuestos Generales del Estado y le devuelve mucho más de lo que recibe a  través de lo que los ciudadanos libremente le entregan a través del IRPF: La labor social de la Iglesia ahorra al Estado 30.000 millones de eurossólo en educación, las escuelas católicas ahorran al Estado más de 4.000 millones de euros anuales.  

“Los socialistas solo piden el pago del IBI a la Iglesia Católica. Se les olvida nombrar a otras entidades que también están exentas y el papel social que realiza la Iglesia, ahorrando al Estado dinero con sus colegios, hospitales, centros sociales, etc. con los que asiste a miles de personas”, añade María García. “Parece que el Partido Socialista no quiere respetar el derecho internacional, pero solo se saltan los tratados que a ellos les interesa. Desde el OLRC pedimos al PSOE que sea más respetuoso con el hecho religioso y las personas que creen en una religión”, concluye la portavoz del OLRC.

Con ello, los socialistas se olvidan que tampoco están obligados al pago de este impuesto:

La llamada Ley de Haciendas Locales recoge en su artículo 62 las exenciones aplicables exclusivamente al Impuesto de Bienes Inmuebles, estableciendo que están libres de su cobro los siguientes casos:

  • Los que sean propiedad del Estado, de las comunidades autónomas o de las entidades locales que estén directamente afectos a la seguridad ciudadana y a los servicios educativos o penitenciarios, así como los del Estado afectos a la defensa nacional. (Es decir, desde comisaría a bibliotecas, pasando por cuarteles y todo lo que pertenezca al Ministerio de Defensa).
  • Los bienes comunales y los montes vecinales en mano común.
  •  Los de la Iglesia Católica, en los términos previstos por el Acuerdo con la Santa Sede. Pero también los de las asociaciones confesionales no católicas legalmente reconocidas, lo que significa que mezquitas o sinagogas, por ejemplo, tampoco pagan.
  •  Los de la Cruz Roja Española.
  • Aquellos que, en virtud de acuerdos internacionales, dejen como exentos los edificios pertenecientes a gobiernos extranjeros que se destinen a representación diplomática, consular o acción oficial.
  • La superficie de montes poblados con especies de crecimiento lento, cuyo aprovechamiento sea la madera o el corcho.
  • Los terrenos ocupados por líneas de ferrocarril y los edificios enclavados en ellos, siempre y cuando sean estaciones, almacenes o servicios indispensables para su explotación. (Los bares de estación, así como otros establecimientos lucrativos, viviendas de empleados o las oficinas de la dirección sí que pagan el IBI).

Todo lo anterior es una exención de hecho y directa. Además, existe la posibilidad de que, previa solicitud, queden exentos:

  • Los bienes inmuebles que se destinen a la enseñanza por centros docentes acogidos, total o parcialmente, al régimen de concierto educativo (Las universidades, por su parte, no están gravadas por el IBI si así lo piden).
  •  Los declarados expresa o individualizadamente monumento o jardín histórico y que sean parte del Patrimonio Histórico Español.
  • Y, por último, cada Ayuntamiento podría desarrollar una ordenanza fiscal para dejar fuera de cobro a los centros sanitarios.
  • Los sindicatos: lo hacen sobre los locales de su propiedad. Lo que ocurre es que, según fuentes sindicales, la inmensa mayoría de sus dependencias pertenecen a Patrimonio del Estado, aunque ellos gozan de su cesión gratuita. De esta forma, el Ministerio de Empleo es quien se encarga de pagar el IBI de estos inmuebles.
  • El tercer gran bloque de polémica se ha centrado en los partidos políticos. Mariano Rajoy y Alfredo Pérez Rubalcaba afirmaron ayer que Génova y Ferraz cumplen con el Ayuntamiento de Madrid respecto a sus sedes principales, pero hasta el presidente del Gobierno no puso la mano en el fuego por todas sus sedes. Las Fundaciones de los partidos están exentas, porque en el caso de que un local esté adscrito a una fundación o sociedad sin ánimo de lucro ya queda fuera de la obligación de pago. Eso incluye desde las organizaciones vinculadas a los partidos hasta la SGAE, pasando por ONGs y asociaciones sociales.