La LOMCE también suspende para los expertos de la ADVCE

La LOMCE también suspende para los expertos de la ADVCE

ADVCE evalúa con un 4 sobre 10 la LOMCE
A favor, puntos como la supresión de EpC o el sensato tratamiento del español
Pero mantiene muy preocupantes elementos de adoctrinamiento ideológico
Tampoco corrige el trato discriminatorio a la asignatura de Religión

El análisis de la Asociación para los Valores Católicos en la Enseñanza pone el énfasis en lo relativo al adoctrinamiento. Valorando que se elimine EpC, no mejoran sin embargo los contenidos en materia de sexualidad, o los aspectos relativos a la asignatura de Religión.

REDACCIÓN HO.- La Asociación para la Defensa de los Valores Católicos en la Enseñanza remite a HO su análisis sobre la reforma educativa que lidera el ministro José Ignacio Wert, que le lleva suspender con un 4 la LOMCE. No sin señalar que "es fácil mejorar el actual sistema educativo teniendo como autor al socialismo", ADVCE comienza destacando que su evaluación se ha centrado "en lo que nos interesa principalmente como Asociación de defensa de los intereses católicos: el adoctrinamiento inmoral en la escuela, el tratamiento que se otorga a la asignatura de Religión Católica o la vigilancia que deben tener las autoridades educativas sobre las actividades extraescolares". En este sentido, primero señalan aquellos aspectos que suponen una mejora clara, para añadir seguidamente los puntos negativos. Finalmente, ponen una nota al proyecto. Así, estos especialistas en educación observan:

Puntos a favor de la LOMCE 

  • No usa el ridículo lenguaje sexista, pues habla, de forma natural, de chicos para referirse a chicos y chicas, sin obsesionarse diciendo chicas cada vez que dice chicos, o sin obligarse a decir los y las, alumnos y alumnas, etcétera.
  • Reconoce en la exposición de motivos que los padres son los primeros responsables de la educación de sus hijos y por ello el sistema educativo tiene que contar con la familia y confiar en sus decisiones.
  • Incluye en el artículo 1 la libertad de enseñanza como uno de los principios del sistema educativo.
  • Suprime en Primaria la adoctrinadora asignatura de Educación para la Ciudadanía, lo mismo ocurre en la ESO. Además, retira la obligatoriedad de cursar la asignatura de Ético-Cívica de 4º de ESO.
  • Elimina la adoctrinadora e inútil asignatura de Ciencias para el Mundo Contemporáneo y la parte de ciudadanía que ensuciaba la asignatura de Filosofía en Primero de Bachillerato, que pasa de llamarse “Filosofía y ciudadanía” a “Filosofía”.
  • Acepta con naturalidad la educación diferenciada por sexos como una opción legítima.

En contra de la LOMCE:

  • La LOMCE no es una ley de educación nueva, sino que tiene como base la LOE, a la que se limita a realizar modificaciones. Sin embargo, la educación es suficientemente importante como para no parchear una mala ley anterior, sino diseñar una totalmente nueva.
  • Al tener como base la LOE, se mantienen casi todos los apartados relativos a la educación en la afectividad o educación en valores, que, por su ambigüedad, queda a merced del maestro o profesor de turno, manteniendo las puertas abiertas al adoctrinamiento impune en cualquier materia.
  • Asume el término “género” proveniente de la absurda ideología de género. Igualmente, proporciona un lugar privilegiado para el confuso concepto de “coeducación”, ligado a ideas como guiar a las niñas para que jueguen al fútbol o a los niños para que jueguen con muñecas, en lugar de darles libertad para que, con naturalidad, jueguen a lo que quieran. De hecho, señala que los centros que desarrollen el principio de coeducación en todas las etapas educativas serán objeto de una cierta atención preferente y prioritaria.
  • En Secundaria mantiene como objetivo “Conocer y valorar la dimensión humana de la sexualidad en toda su diversidad”, lo que implica educación sexual obligatoria en la escuela con un enfoque indeterminado.
  • Considera asignaturas como Ética en la ESO que, aunque no sean obligatorias, abren la posibilidad de un currículo adoctrinador proveniente del Estado, aunque sean elegidas por los propios padres.
  • La asignatura de Religión se excluye de la evaluación final de ESO y de la de Bachillerato, lo que rebaja su importancia con respecto a casi todas las demás. La asignatura de Religión recibe un trato discriminatorio.
  • Mantiene como tarea del profesorado la atención al desarrollo afectivo y moral del alumnado.

Comentario extra 

A todo esto, la ADVCE añade:

  • "La LOMCE contempla que, teniendo los padres derecho a que sus hijos reciban enseñanza en español dentro del marco de la programación educativa, si la programación anual de la Administración educativa competente no garantizase oferta docente razonable sostenida con fondos públicos en la que el castellano sea utilizado como lengua vehicular, el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte asumirá íntegramente, por cuenta de la Administración educativa correspondiente, los gastos efectivos  de escolarización de estos alumnos en centros privados en los que exista dicha oferta, gastos que repercutirá a dicha Administración educativa". Por ello se valora: "el trato al idioma español es sensato porque la LOMCE garantiza a los padres el que los hijos estudien en este idioma".
  • ADVCE considera que, de la misma forma, debería existir una norma nacional para los casos en los que los centros no garanticen que los hijos no vayan a ser educados conforme a las convicciones de los padres. "Esta idea es sensata porque, aunque en la práctica no suceda así, formalmente el legislador internacional otorga a los padres el derecho a que los hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones", afirma. 

ADVCE suspende a la LOMCE con un 4

La Asociación evalúa la reforma con un 4 sobre 10, y concluye:

  • La LOMCE tiene el importante aspecto relativo a la eliminación de las EpC, lo que es destacable. Además mejora la aplicación del derecho a la libertad de enseñanza. Sin embargo, tiene en contra el mantener abiertas las puertas al adoctrinamiento a manos del profesorado de turno, la educación sexual o el afianzamiento de varios aspectos ligados a la ideología de género.
  • Además, no responde expresamente a ninguna de las peticiones que en su día lanzó ADVCE como la de disponer de herramientas para controlar la objetividad de los currículos escolares, denunciar libros de texto adoctrinadores, evitar que el profesorado y las actividades escolares sean una escusa para adoctrinar o no adoptar como medida informativa para padres el uso del consentimiento informado.
  • En definitiva,  no se provee al sistema educativo de herramientas para erradicar completamente el adoctrinamiento escolar. Así mismo, y de acuerdo con legislaciones y compromisos internacionales, no se garantiza el derecho que asiste a los padres a que sus hijos no sean educados en contra de sus convicciones.
  • No consideramos acertado el hecho, como viene sucediendo en el presente, de que los currículos escolares presenten como correctas determinadas técnicas como la fecundación in vitro; de que los libros de texto den la orden a los estudiantes de usar preservativos; de que haya profesores que insulten al Papa delante de sus alumnos o de que los estudiantes asistan al cine a ver películas con alto contenido erótico, violento, irreverente e irrespetuoso.