En libertad los dos detenidos del escrache feminista contra un acto religioso presidido por Rouco

En libertad los dos detenidos del escrache feminista contra un acto religioso presidido por Rouco

Fueron detenidos al saltarse el cordón policial durante un acto religioso presidido por el Cardenal
Participaban en un 'escrache' feminista donde se profirieron soeces consignas abortistas y laicistas
Los liberados, llamados a declarar ante el juez cuando el tribunal reciba el atestado policial

Como muestra el vídeo, los saboteadores profirieron soeces consignas laicistas y abortistas este domingo, en el barrio madrileño de La Elipa. Los detenidos por "resistencia y desobediencia" serán llamados a declarar ante el juez cuando se reciba el atestado policial.

REDACCIÓN HO.- Los dos detenidos por saltarse el cordón policial durante un acto religioso presidido por el cardenal arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela, fueron puestos en libertad por la Policía tras su detención este domingo, han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que han agregado que estas dos personas serán llamadas a declarar en los Juzgados de Plaza de Castilla cuando la Policía remita el atestado.

Los hechos ocurrieron en el barrio de La Elipa, donde este domingo tuvo lugar un acto en un centro religioso al que acudió el Cardenal Arzobispo de Madrid, en concreto para celebrar el 50 aniversario de la parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago el Menor. La pequeña iglesia, situada en mitad de una de las zonas más humildes de este barrio, pretendía celebrar el acontecimiento organizando una chocolatada en la explanada de la entrada, una zona peatonal con varios tramos de escaleras rodeada de edificios rehabilitados y un mercado. No pudo ser. Ante la agitación provocada contra el acto y por motivos de seguridad, la policía rodeó todos los accesos a la iglesia e impidió la celebración exterior. La fiesta se quedó en una Misa. Ante el riesgo de que dicho acto pudiera ser objeto de "sabotaje", se estableció un dispositivo de la Unidad de Intervención Policial (UIP).

Apenas una veintena de personas acudieron al lugar con la intención de "boicotear" el acto, portando pancartas con consignas contra la Iglesia -como "si entráis en nuestros coños follaremos en vuestras iglesias","menos crucifijos, y más trabajo fijo", "Fuera la Iglesia del Gobierno", o "Esto es un Estado laico"-, de rechazo a la reforma de la ley del aborto -con gritos como 'mi cuerpo, mi vuda, mi forma de follar, nose arrodilla ante el sistema patriarcal"- y contra el prelado, mientras este accedía al templo por la puerta de atrás. La tensión fue a más cuando dos de estas personas intentaron saltarse el cordón, haciendo caso omiso de las instrucciones de los agentes, por lo que fueron detenidas por un delito de "resistencia y desobediencia", y trasladadas a la Brigada Provincia de Información.

En el templo, los organizadores de la visita lamentaban no haber podido "festejar con tranquilidad" el aniversario. "Nos parece muy bien que critiquen a la Iglesia, pero ¿por qué no se toman un chocolate y lo discutimos?", se preguntaba un colaborador de la parroquia.  Por su parte, desde IU la preocupación era exclusivamente por quienes aguaron la pacífica y legítima celebración religiosa:  el portavoz adjunto de IU en la Junta Municipal de Ciudad Lineal, Daniel Jiménez, denunció a través de un comunicado lo que calificó de "violenta" actuación policial y la negativa de los agentes a proporcionarle información sobre los detenidos, para quienes pidió libertad inmediata y sin cargos.