Andalucía prohíbe a los profesores de Religión cuidar el recreo porque "los elige la Iglesia"

Andalucía prohíbe a los profesores de Religión cuidar el recreo porque "los elige la Iglesia"

El profesorado de Religión se ve desplazado de tareas en "palpable discriminación"

La reciente decisión de la Junta de prohibir a los profesores de Religión cuidar los recreos en los colegios e institutos públicos es considerada por los Delegados Diocesanos de Enseñanza como un “hostigamiento”. La presidenta de Andalucía lo trata de justificar equiparando el recreo con una “función de tutoría”.

REDACCIÓN HO.- Los profesores de Religión de Andalucía ya no podrán cuidar los recreos en los colegios e institutos públicos porque así lo ha ordenado el Gobierno socialista andaluz. Este jueves, su presidenta, Susana Díaz, ha justificado la prohibición porque a los profesores de Religión “los elige la Iglesia” y no pueden cuidar el recreo porque, según sostiene Díaz, atender el cuidado de los alumnos durante los horarios de los recreos en el patio escolar son "funciones de tutoría".

Así argumenta Díaz la reciente prohibición: "Los elige la Iglesia, y lógicamente no pueden ejercer funciones de tutoría que sí ejercen profesores que han accedido a través de pruebas de mérito y capacidad".

Por su parte, los Delegados Diocesanos de Enseñanza de las Diócesis de Andalucía, reunidos este fin de semana, convocados por la Secretaría Técnica de Enseñanza de los Obispos del Sur, valoraron negativamente el “hostigamiento al que esta siendo sometido este profesorado, negándole el horario de recreo”, lo que produce, en su opinión, “no solo una minoración en la atención educativa y la vigilancia del alumnado en un momento donde es deseable una mayor atención, sino una palpable discriminación del profesorado de Religión que se ve desplazado de tareas en las que, hasta ahora y conforme a la normativa legal establecida, estaba equiparado al resto de compañeros docentes”.

Igualmente, lamentaron el retraso en la incorporación del profesorado de Religión en las unidades de primaria en algunas provincias, con el consiguiente retraso en la atención educativa en esta materia a muchos alumnos y familias.