El grupo que atentó contra La Almudena se atribuye la autoría de la bomba en El Pilar

El grupo que atentó contra La Almudena se atribuye la autoría de la bomba en El Pilar

El comando insurreccional Mateo Morral aún trata de justificar su acción terrorista
Es el mismo grupo anarquista que colocó una bomba en la catedral madrileña de La Almudena el pasado febrero
Se han producido daños de bastante consideración en los bancos y en la parte de atrás del altar mayor
"Ha sido una explosión infernal, se ha movido todo, han retumbado los cristales y todo se ha parado"

El llamado Comando Insurreccional Mateo Morral, el mismo grupo anarquista que colocó la bomba en la catedral madrileña, asume el atentado registrado ayer, a días de las fiestas patronales, en la Basílica de Zaragoza.

REDACCIÓN HO.- La célula lleva el nombre del anarquista que atentó contra el Rey Alfonso XIII en 1906. En un comunicado enviado a una página web de información alternativa, la célula Mateo Morral afirma que la bombaque estalló ayer en la Basílica zaragozana de El Pilar estaba formada por una bombona de gas butano cargada con dos kilos de pólvora negra y un sistema de activación mediante un reloj. Se trata de la misma banda que colocó el pasado 7 de febrero una bomba dentro de la catedral madrileña de la Almudena, compuesta por 1.200 gramos de pólvora y tenía tornillería, que provocó la condena ciudadana, expresada en una alerta de HO. La bomba fue descubierta a tiempo por un sacerdote que dio aviso a la policía lo que permitió su desactivación.

Aún trata de justificarlo

Los autores del atentado dicen que no tenían "intención de dañar a feligreses o turistas" y que por eso avisaron a dos periódicos y a la basílica con diez minutos de antelación para que se pudiera desalojar el templo. El comando insurreccional Mateo Morral aún justifica el atentado de El  Pilar asegurando que la Iglesia es una importante institución con una «complicidad histórica con el Estado-Capital» y que la Basílica "es uno de los templos significativos para los detentadores del poder", indicando que fue visitada por Franco en varias ocasiones y por el Papa Juan Pablo II en 1982 y 1984.

El grupo anarquista califica al templo zaragozano como "uno de los principales símbolos y punto de encuentro del fascismo". "La Virgen del Pilar es patrona y reina de la hispanidad, en el interior del templo cuelgan como verdaderos trofeos las banderas de todos los Estados que dominan el territorio latinoamericano. Haciendo gala del exterminio provocado por la civilización al costado del templo se encuentra la Plaza del Pilar que cuenta con la fuente de la hispanidad que dibuja el mapa del continente centro y suramericano", añaden los autores del atentado que también mencionan que la virgen del Pilar es la patrona de la Guardia CivilEl comunicado indica que en el templo está enterrado el cardenal Juan Soldevila asesinado por "Los Solidarios en 1923 por ser uno de los financistas de los pistoleros de la patronal".

Los hechos 

El artefacto explosivo estalló en el interior de la basílica del Pilar en Zaragoza. La Policía Nacional, que desalojó el templo inmediatamente y acordonó la zona, pudo restablecer horas después la circulación en los alrededores. Se pudo abrir la plaza del Pilar y las calles Echegaray y CaballerosEl suceso ocurrió sobre las 13:50 horas, cuando una explosión en el interior de la basílica provocó una gran nube de humo. La explosión fue provocada por una bombona de camping-gas colocada en el pasillo central de la nave del altar mayor. Tras las primeras investigaciones, los agentes constataron que el explosivo fue colocado bajo el órgano de la basílica.  Las personas que se encontraban dentro del templo fueron trasladadas hacia la zona de la Delegación del Gobierno, donde fueron atendidas, aunque se confirmó que no hubo heridos, aparte de una señora ha sufrido lesiones leves en el tímpano por la explosión.

Efectivos de la Policía y de los Tedax registraron el interior del edificio. Se han producido daños de bastante consideración en los bancos y en la parte de atrás del altar mayor. Por su parte, el cabildo de Zaragoza ha lamentado en un comunicado la explosión y ha condenado "de forma contundente" que se produzcan acciones así en un lugar tan emblemático.

Turistas, feligreses y dos monaguillos estaban en el interior de la Basílica del Pilar de Zaragoza en el momento de la explosión. Una cincuentena de visitantes y turistas se encontraban en el templo. Se produjo "una explosión infernal, se ha movido todo, han retumbado los cristales y todo se ha parado", comentaba una testigo, que añadía: "han venido enseguida los policías y nos han dicho que 'fuera'". Ha sido "un susto morrocotudo", ha indicado, y en el momento de la explosión ha pensado "que se caía todo".