Alerta por la libertad religiosa ante el pretendido boicot a la Beatificación de Mártires en Tarragona

Alerta por la libertad religiosa ante el pretendido boicot a la Beatificación de Mártires en Tarragona

La llamada Coordinadora para la Laicidad y la Dignidad pretende boicotear el esperado acto religioso
Entre otros, está integrada por los sindicatos CCOO y UGT, los jóvenes del PSC y por ICV-EUiA
Pretenden manifestarse ante el obispado de Tarragona para el próximo
Mons. Martínez Camino, frente a falsas polémicas: "es un acto religioso histórico"
En honor de los mártires del pasado siglo en España, "firmes y valientes testigos de la fe"

UGT, CCOO, ICV-EUiA y los jóvenes del PSC forman parte de la Coordinadora por la Laicidad y la Dignidad, que pretende sabotear el esperado acto del 13 de octubre en honor de 522 mártires del siglo XX en España y manifestar su intolerancia el próximo día 10 ante el Arzobispado de Tarragona.

REDACCIÓN HO.- Diversas entidades, sindicatos, partidos políticos y personas a título personas han impulsado en Tarragona la llamada Coordinadora para la Laicidad y la Dignidad para rechazar y boicotear la beatificación en Tarragona de 522 mártires del siglo XX en España, la mayor de la Iglesia Católica, que se va a celebrar el próximo 13 de octubre.  Aún indican que el acto es “un insulto para los que perdieron a sus familiares y sufrieron represión" durante la dictadura franquista que contó "con la bendición y el apoyo de la Iglesia", "cosa que no puede extrañar porque los republicanos mataron a casi 7.000 religiosos", reconocen sin inmutarse al difundir la convocatoria.   

Ateneu Republicà, Associació de Víctimes de la repressió franquista a Tarragona, UGT y CCOO, ICV-EUiA y los jóvenes del PSC forman parte de la plataforma, que ha elaborado un manifiesto y que ha presentado mociones de repulsa en el Ayuntamiento de Tarragona y en la Diputación provincial. Asimismo, ha convocado una concentración ante la sede del Arzobispado tarraconense el próximo 10 de octubre. La Plataforma ha lamentado que no se hayan sumado a la convocatoria ERC, PSC y CDC. 

El manifiesto dice que "las víctimas del bando vencedor han sido las únicas reconocidas e indemnizadas", mientras que en el bando perdedor "todavía no se ha permitido encontrar a muchos desaparecidos", y añade que por eso estas beatificaciones suponen "un acto político" que "ofenden, discriminan y no contribuyen a superar las heridas todavía abiertas en nuestra memoria histórica".  Pide a las instituciones que no apoyen el acto y que no "se destine ni un céntimo de dinero público". Medios laicistas y agrupaciones de ateos señalan al difundir esta convocatoria de boicot -como por ejemplo desde la web laicismo.org- que el Ayuntamiento de Tarragona, gobernado por el PSC, ha impulsado a tenor de este acto religioso todo un plan de promoción turística de la ciudad. 

Verdad frente a las mentiras que siembran odio  

La Beatificación, bajo el lema «Los mártires del siglo XX en España, firmes y valientes testigos de la fe», es una de las acciones principales para el Año de la Fe, prevista en el vigente Plan Pastoral de la CEE.  Los 522 mártires que seán beatificados el día 13 en Tarragona suponen el 98% del clero que actualmente presta sus servicios en las parroquias de la Diócesis de Tarragona: fue un auténtico exterminio del clero. Pero frente a tanto odio e intolerancia que tratan de sembrar de forma tergiversada ateos y laiscistas, prevalece la cordura en una Beatificación que nos habla de todo lo contrario. Esta beatificación confirmará a los católicos en la disposición martirial que, en los días que lleva de pontificado el Papa Francisco, nos ha recordado que debe tener todo seguidor de Cristo. También solidarizarse con los hermanos en la fe que actualmente sufren cualquier tipo de persecución o discriminación a causa de su fe en Cristo encualquier parte del mundo. Ya la CI Asamblea Plenaria de la Conferencia Episcopal Española (CEE) resaltaba la importancia de este acto en honor de los mártires del pasado siglo en España, "firmes y valientes testigos de la fe", en un mensaje que aportamos íntegro en HO.

Como señalaba Monseñor Martínez Camino hace unos días en la presentación del acto, se trata de "un acto religioso histórico" -la mayor beatificación enla historia de la Iglesia española-, añadiendo que la expresión de mártires del siglo XX no es en ningún caso para evitar expresiones polémicas: «Lo preferimos porque así decimos lo que es verdad». El portavoz de la Conferencia Episcopal reivindicó que estos mártires sean considerados del siglo XX y no de la Guerra Civil, alegando que, de esta forma, se evita el «equívoco» de pensar que fueron caídos o combatientes de la Guerra Civil. Algunos fueron víctimas de la persecución religiosa previa a la guerra, observó Martínez Camino, quien subrayó que por encima de todo estos mártires, la mayoría de Tarragona, «no estaban con las armas en combate, estaban en sus casas o en sus conventos rezando y se les ofreció renegar de Dios para salvar su vida».