Ser católico, motivo de discriminación en la educación pública canadiense

Ser católico, motivo de discriminación en la educación pública canadiense

La ley estatal establece el criterio de la fe para determinar si una persona puede aspirar a un cargo administrativo público
Se espera acabar con esta discriminación en la nueva ley que se anuncia para septiembre de 2015
La madre católica afectada espera que se agilice la reforma
“De repente, mi voz estaba restringida por razón de mi fe”

“De repente, mi voz estaba restringida por razón de mi fe”: denuncia Tamara Miyanaga, madre de familia que trabaja dentro del sistema de educación pública en Alberta, a quien se le ha prohibido formar parte de la junta directiva del colegio de sus hijos solo por ser católica.

REDACCIÓN HO.-  Tamara Miyanaga es una madre dfamilia que trabaja en el Ace Place Learning Centrem, dentro del sistema de educación pública Horizon School Division en Taber, (en el sur del Estado de Alberta, Canadá) al que asistensus tres hijos y en el que cursó su esposo de niño; su nombre ha saltado a la opinión pública al habérsele prohibido formar parte de la junta directiva solo por ser católica. En declaraciones recogidas por el Calgary Herald, Tamara Miyanaga confesó que al enterarse la semana pasada de la noticia, sintió que “de repente, mi voz estaba restringida por razón de mi fe. No sonaba razonable”. Y es que la antigua legislación escolar de Alberta, en su articulo 44, establece el criterio de la fe de una persona para determinar si puede aspirar a un cargo administrativo en el sistema público. El candidato también debe cumplir con estos requisitos en virtud de la Ley de Elección de Autoridades Locales.

Específicamente, la Ley Educativa de Alberta establece [Sección 44 (4)]: "Cuando se establezca un distrito escolar independiente, un individuo que reside dentro de los límites del distrito escolar separado de la fe de aquellos que establecieron el distrito, ya sea protestante o católica, es un residente del distrito escolar independiente, y no es un residente del distrito escolar público ".  Es decir, una persona de fe católica sólo es elegible para postularse para administrador de la división de una escuela católica. También implica que los que se identifican como católicos sólo pueden votar en las elecciones de la junta escolar católicaDe acuerdo a la legislación estatal, a pesar de que sus hijos asisten a la escuela pública y la familia paga sus impuestos en esa división, debido a su fe solamente puede buscar un cargo administrativo en las escuelas católicas de la región

Leanne Niblock, portavoz del sistema educativo de Alberta, admitió que “la elegibilidad para votar por un administrativo para un sistema particular es determinado por la fe”.
 “Como en el caso del voto, el candidato debe también satisfacer tanto (el requisito de) la residencia física y los criterios de residencia (tales como la fe) como está definido en la sección 44 de la Ley de Escuelas”, indicó.

Reforma legal

Se espera que la situación cambie con una nueva legislación educativa en Alberta, que debería ser promulgada en septiembre de 2015Miyanaga ha solicitado a las autoridades que apresuren la nueva ley para borrar la discriminación a los católicos. Para el superintendente de la Horizon School Division, Wilco Timensen, la situación de Miyanaga se encuentra en “un área gris”, debido a lo anticuado de la ley que rige actualmente. “Nuestra sociedad está cambiando. Es ciertamente una sociedad diferente de lo que fue hace cinco años, hace 10 años, o incluso hace 100 años”.

Los tres hijos de Tamara Miyanaga han estado en el sistema público desde el jardín de infancia: estando dos de ellos a unos años de graduarse, esta madre de familia pensó en implicarse más e incorporarse a la directiva para intentar emprender algunas ideas de mejora del sistema. Fue cuando comenzó a informarse sobre el tema que se enteró de la normativa que le restringía de ocupar el puesto debido a su feComo exciudadana Taber del Año, además de ganar un premio por su trabajo con los juegos de verano del sur de Alberta, Miyanaga ha dedicado gran parte de su vida a su comunidad, de ahí que la sorpresa  que le impedía colaborar aún más para el bien de sus convecionos la sorprendiera aún más .

De acuerdo con la Lethbridge Herald, las reglas también se aplican a las escuelas católicas en Saskatchewan y Ontario - las únicas otras provincias para mantener los sistemas de escuelas católicas financiadas con fondos públicos.

Miyanaga dijo Lethbridge Herald ha pasado horas investigando la situación y ha estado en contacto con la Educación de Alberta, la Comisión de Derechos Humanos y la Asociación de Juntas Escolares Alberta. En lugar de presentar la documentación para su designación, Minayaga envió una carta al primer ministro, Alison Redford, y a otras instancias, solicitando la rápida aprobación de la reforma de la Ley de Educación: "Para mí fue muy sorprendente. Pero lo que resulta aún más sorprendente es cómo pocas personas están realmente al tanto de este escenario”, dijo.