Laicismo: la izquierda catalana pretende restringir derechos en el Senado

Laicismo: la izquierda catalana pretende restringir derechos en el Senado

El OLRC y prestigiosos juristas denuncian la restricción de derechos que pretende la izquierda catalana
El proyecto de la Entesa en el Senado limita la libertad religiosa y de culto.
Viola el derecho de los padres como primeros educadores
Aboga por la supresión de los acuerdos Iglesia-Estado

Prestigiosos juristas y el OLRC analizan la Proposición de Ley de Libertad Religiosa y de Culto de Entesa que pretende, entre otros excesos, limitar la libertad de los padres a educar a sus hijos, anular los efectos civiles de los matrimonios religiosos o suprimir los acuerdos Iglesia-Estado

REDACCIÓN HO.- El Pleno del Senado va a tomar en consideración mañana la Proposición de Ley de libertad ideológica, religiosa y de culto presentada por Entesa pel Progrés de Catalunya, grupo parlamentario formado por el Partido Socialista de Cataluña e Iniciativa per Catalunya Verds. 

La Proposición de Ley pretende regular el ejercicio de los derechos de libertad de pensamiento, conciencia y religión; entre otras medidas se propone que los matrimonios religiosos no tengan efectos civiles y limita la libertad de los padres a educar a sus hijos en creencias religiosas ya que hace prevalecer la voluntad de los menores. Igualmente, prohíbe la práctica religiosa de menores si esta «perjudica su salud física o mental o su desarrollo integral». Además, los promotores de esta Ley abogan por la inmediata supresión de los Acuerdos Iglesia- Estado y los acuerdos firmados por el Estado con evangélicos,  judíos y musulmanes.

El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC), con el asesoramiento de prestigiosos juristas como Daniel Tirapu (Catedrático de Derecho Eclesiástico del Estado en la Universidad de Jaén) y Polonia Castellanos (presidenta de la Asociación de Abogados Cristianos), ha analizado esta Proposición de Ley. Estas son algunas de sus conclusiones:

  • A pesar de presentarse como una ley sobre libertades fundamentales, esta proposición limita la libertad religiosa y de culto. De hecho, tanto la Iglesia Católica como otras confesiones religiosas dejan de ser titulares de derechos, vulnerando el artículo 16 de la Constitución Española.
  • Además, la proposición de ley contraviene el artículo 27. 3 de la Constitución al hacer prevalecer los derechos del menor para no recibir formación religiosa ni siquiera en el ámbito familiar.
  •  Igualmente, se pretende anular los Acuerdos entre el Estado y la Santa Sede a pesar del rango de tratado internacional que tienen algunos de estos acuerdos.
  • También se deroga la Ley Orgánica 5/1980 de 5 de julio sobre Libertad Religiosa, hecho que únicamente podría llevarse a cabo contando con la mayoría absoluta del Congreso de Diputados.

A tenor de todo ello María García, portavoz del OLRC, expresa que «es evidente que la iniciativa no va a prosperar en esta ocasión pero conviene tomar nota de las intenciones de algunos grupos políticos que en algún momento pueden gobernar». Y concluye afirmando que «no se debe jugar con la Libertad Religiosa, que está garantizada en la legislación internacional, europea y española. Esta Proposición de Ley constituye un claro atentado a la Libertad Religiosa e ideológica, con unos argumentos equivocados. Supone un claro intento de hacer desaparecer las confesiones religiosas, en especial la católica, de España».