CitizenGO: Defendemos el matrimonio, en Perú no es posible el engaño

CitizenGO: Defendemos el matrimonio, en Perú no es posible el engaño

Vía Citizen Go, los ciudadanos defienden la familia, el matrimonio y la infancia en Perú
Frente al engañoso proyecto de ley para legalizar la "unión civil" entre personas del mismo sexo
Su principal impulsor, el congresista Carlos Bruce, afirma que el proyecto "intenta crear familias".
Respuesta cívica: "En Perú no es posible. Lo impiden nuestra Constitución, la tradición y la natural defensa del matrimonio"

A través de una alerta de CitizenGo, los ciudadanos se dirigen al presidente de la Comisión de Justicia del Congreso peruano que analiza el proyecto legal de "unión civil", rechazando la tramposa iniciativa que pretende colar la equiparación de uniones homosexuales al matrimonio.

REDACCIÓN HO.- A través de una alerta publicada en la web de CitizenGO, la plataforma cívica internacional impulsada por HazteOir.org, los ciudadanos se están dirigiendo  al presidente de la Comisión de Justicia del Congreso peruano, Juan Carlos Eguren (Partido Popular Cristiano), para mostrarle tu rechazo a cualquier intentona de desvirtuar la institución social fundamen tal del matrimonio con la intención de equipararlo a las uniones entre personas del mismo sexo. Y es que esta Comisión parlamentaria es la encargada de analizar desde ayer el proyecto de ley liderado por el congresista Carlos Bruce (Concertación Parlamentaria) que establece la unión civil entre personas del mismo sexo. Bruce ha intentado confundir indicando que no se trata de un matrimonio, sino de una unión civil a los meros efectos patrimoniales(pensiones y herencias) y sin posibilidad de adopción, pero lo cierto es que esta misma semana el propio congresista confirmaba en el programa Habla el Norte de RPP Noticiasque el controvertido proyecto "intenta crear familias".

Concretamente, ante la pregunta de que si en un futuro apoyaría "la formación de familias con padres homosexuales", el parlamentario aseguró que esta propuesta no está considerada en el proyecto y que si bien no la rechaza, tampoco la aprueba hasta el momento. Sí estamos intentando crear familias (con este proyecto), porque una familia no necesariamente significa tener prole… Hay parejas heterosexuales que deciden no tener hijos… Una madre soltera y su hija, son una familia, una abuela que decide crear a sus nietos también es una familias y, para mí, dos personas del mismo sexo que se quieren es una familia”, sostuvo.

Un cuento ya contado

La Comisión del Congreso recibía ayer, 18 de septiembre, cuenta del proyecto. Ante ello, Eguren señalaba que la discusión del tema se prolongaría por cuatro o cinco meses, ya que también se deben oír las opiniones de los representantes del Poder Judicial, de la Defensoría del Pueblo y de expertos en Derecho Comparado. “Solo si la Comisión de Justicia lo aprueba, se emitirá el dictamen pertinente para que sea discutido por el Pleno”.

Como alerta CitizenGo, "la propuesta de Bruce no es más que la reproducción de la misma estrategia que ha llevado a la legalización del matrimonio entre personas del mismo sexo en otros países como Francia, Italia o España. Por eso, el arzobispo de Lima y primado del Perú, Card. Juan Luis Cipriani, advierte que el proyecto de ley pretende destrozar el matrimonio".

Además, el proyecto es anticonstitucional: "Nuestra Carta Magna menciona expresamente la unión entre un hombre y una mujer. En su artículo 5 relativo a las parejas de hecho señala que “la unión estable de un varón y una mujer, libres de impedimento matrimonial, que forman un hogar de hecho, da lugar a una comunidad de bienes sujeta al régimen de la sociedad de gananciales en cuanto sea aplicable”.

Por último, el matrimonio entre personas del mismo sexo cuenta con el rechazo del 76% de los peruanos según la última encuesta de Ipsos.

Los ciudadanos, activos en defensa de los valores

Por todo ello, los ciudadanos han empezado a dirigirse a Eguren, a través de la alerta de CitizenGo a la que cabe adherirse aquí, para dejar claro su rechazo a un texto que pone en grave riesgo la protección jurídica del matrimonio.

En la misiva, se denuncia "el mismo juego estratégico que siguió el lobby gay en otros países como Francia, Italia y España". "Pero en Perú no es posible. Lo impiden nuestra Constitución, la tradición y la natural defensa del matrimonio", se recuerda, por lo que se solicita al presidente de la Comisión parlamentaria que impida que tan nocivo proyecto pueda prosperar.