Los pacíficos 'centinelas' de Francia, inquebrantables por el matrimonio y los derechos del niño

Los pacíficos 'centinelas' de Francia, inquebrantables por el matrimonio y los derechos del niño

Denuncian las leyes que destruyen al Hombre y la civilización
Denuncian que la Justicia en Francia no está al servicio del bien cómun y del pueblo
Sino que ha sido sometida por el Gobierno socialista de Hollande
No esperan el mejor de los mundos, sino un mundo mejor
Si tú también sueñas con un mundo así: ¡levántate!

Los 'Veilleurs Debout' denuncian la injusticia realizada a los niños mediante la autorización de la adopción plena, la instauración futura de la PMA (Procreación Médica Asistida), de la GPA (Gestation Pour Autrui – 'vientres de alquiler') y la imposición de la ideología de género que se enseña desde la más tierna edad.

REDACCIÓN HO.- Prácticamente todos los días recibimos noticias de nuevos actos de resistencia pacífica en Francia frente a la Ley Taubira y en defensa de la identidad diferencial del matrimonio y los derechos de filiación. No hay vacaciones en la lucha frente a la injusticia y la sociedad civil francesa está demostrando que no hay límites para la creatividad y el coraje en la defensa de la civilización y la verdad.

Levantados y vigilantes

En este asombroso movimiento de resistencia, el cada vez más extendido fenómeno de 'Les Veilleurs Debout' ('Los Centinelas de Pie') llama poderosamente la atención por su originalidad y espontaneidad. Religión en Libertad (ReL) les dedica un amplio reportaje en el que Helena Faccia Serrano traduce sus dos únicos 'documentos oficiales'. Reproducimos aquí alguno de sus fragamentos:

Denuncian las leyes que destruyen al Hombre

El Veilleur Debout es un resistente silencioso que se dirige contra la injusticia y la falacia de los gobiernos. Denuncia las leyes que destruyen al Hombre y la civilización. El Veilleur Debout protesta pacíficamente de manera espontánea e individual. Permanece de pie en un lugar que ha elegido: lugar de poder, lugar simbólico, a cualquier hora del día y de la noche. Denuncia la elección tomada por la Justicia actualmente en Francia que ya no está al servicio del bien común y del pueblo, sino que ha sido sometida por el gobierno. Denuncia la represión policial y las encarcelaciones abusivas que se han realizado contra ciudadanos por el único motivo de haber expresado sus opiniones.

No esperan el mejor de los mundos, sino un mundo mejor

El veilleur debout no se manifiesta, espera. No grita eslóganes ni entona ningún canto. Él y los que le rodean permanecen de pie y miran en la misma dirección. No espera el mejor de los mundos, sino un mundo mejor. Un mundo en el cual el deber de proteger al más débil prime sobre los derechos de los egoístas. Un mundo en el cual se enseñe a los niños el amor y no el deseo. Un mundo en el cual nadie pueda ser encarcelado por haber osado expresar un ideal. Si tú también, amigo veilleur, sueñas con un mundo así, levántate y espera. Y, sobre todo, no dejes que nadie destruya tus sueños, jamás.