Amnistía Internacional arremete en Argentina contra los niños y niñas en el vientre materno

Amnistía Internacional arremete en Argentina contra los niños y niñas en el vientre materno

Argentina sufre la presión del aborto de las organizaciones que se dicen 'humanitarias'
Amnistía Internacional financia una muestra fotográfica en contra los no nacidos de 11 semanas
A las once semanas, el feto gira la cabeza y mueve la cara
también hipa y flexiona los brazos y las piernas, comprobando sus recién descubiertas habilidades
El feto crece de unos 5 a 10 cm. durante el cuarto mes de gestación

Inauguró este viernes en Buenos Aires una muestra fotográfica proaborto titulada: "11 semanas, 23 horas, 59 minutos. Aborto clandestino en Argentina", en la que es incapaz de mostrar una sola imagen de un niño de esa edad, como la que ilustra esta noticia.

REDACCIÓN HO.- Con fotografías de Guadalupe Gómez Verdi, Lisa Franz y Leá Meurice, la exposición promuerte de fotografías de Amnistía Internacional (AI) trata de erradicar el derecho a la vida y al cuerpo del niño no nacido, en aras del falaz y obsoleto argumento de que el no nacido es una parte del cuerpo de la madre - AI no se ha mostrado nunca a favor de extirpar brazos y piernas en aras de la libertad, aún siendo estos miembros partes del cuerpo de la mujer-.

Las mentiras que propaga Amnistía Internacional

La postura de 'es mi cuerpo, yo decido' que defiende AI ha sido desmentida y desmontada siempre desde la Ciencia que demuestra que el niño concebido tiene un ADN único e irrepetible, distinto al de sus padres, y un sexo que puede diferir del de su madre. Pero, obviando a la Ciencia, a la Razón y a la Humanidad, se vuelve a mostrar a favor de la muerte de los más indefensos: los niños no nacidos que no se pueden defender de la pena de muerte que quiere imponerles AI, aún siendo los más inocentes pues no han cometido crimen alguno.

AI trata de confundir a las mujeres, a las madres y a todos los argentinos, inventándose 'derechos' inexistentes: No existe el 'derecho' a matar, existe el derecho a vivir.

La lacra del aborto que supone siempre la muerte cruel y violenta de un ser humano inocente e indefenso, AI la presenta como una 'libertad', una 'elección', en este caso de alguien más fuerte sobre una personita indefensa. Su defendida libertad para matar al hijo concebido está causando los grandes males de nuestra civilización, pero, Amnistía Internacional, en vez de defender la vida de todo ser humano, se alía con el aborto: el genocidio y la eugenesia de los niños y niñas no nacidos y el sufrimiento y la perturbación que genera a las mujeres que se someten a ellos.

Aministía Internacional omite la cruda y triste realidad del Síndrome post aborto

Mujeres que habían abortado expusieron su cuerpo, algunas entero, otras sólo su abdomen, la mirada o la espalda, ante las cámaras de Franz, Gómez Verdi y Meurice, que también retrataron a algunos de los hombres que las acompañaron en el proceso y activistas promuerte que las asesoraron.

“No quisimos fotografiarlas como víctimas sino como personas que eligen ” , explicó Franz, quien agregó que “fue muy importante incluir a los hombres” porque “aunque la experiencia la viva la mujer, ellos forman gran parte”.

No quieren exponer fotografías de los niños abortados o en desarrollo

Aministía Internacional ni siquiera ha expuesto la verdadera fotografía de la vida humana de ese niño o niña en gestación, al que no quiere ver nacer, cuando ya tiene 11 semanas, 23 horas y 59 minutos. No le importa ni lo más mínimo los millones de niños asesinados en el vientre materno y no quiere conocer cuál es su rostro ni solucionar los problemas de sus madres y sus familias.

La humanidad necesita de ONG que luche por la mujer, por la maternidad, por la familia, y por TODOS los hijos, lo contrario es el fracaso de cualquier sociedad que se dice civilizada y avanzada. Vender la muerte del inocente como un derecho es una mentira perversa, aunque lo diga Amnistía Internacional u otras ONGs con intereses ocultos o visibles en el negocio lucrativo y violento del aborto.