El Gobierno argentino abastece con pornografía y violencia a las bibliotecas escolares

El Gobierno argentino abastece con pornografía y violencia a las bibliotecas escolares

Una de las historietas muestra desde el principio un asesinato, una mujer desnuda y sexo explícito
También promueven hábitos de todo punto desagradables
Y contienen burlas contra la Iglesia Católica
Una de las editoriales beneficiadas es del conocido kirchnerista Aurelio Narvaja

Aprovechando el Plan Nacional de Lectura, el Ministerio de Educación de Argentina ha distribuido a los centros educativos de Mendoza libros con sexo explícito, violencia y lenguaje obsceno.

REDACCIÓN HO.- Argentinos Alerta denuncia que un envío de libros del Ministerio de Educación de la Nación para las bibliotecas escolares de Mendoza contenía desde el libro de Peter Capussoto hasta historietas de altísimo contenido sexual, que incluyen escenas de violencia con armas y sangre. El material se envía a través del Plan Nacional de Lectura. 

El director de la escuela técnica Ingeniero Guillermo Villanueva de Maipu, Osvaldo Calvente, fue quien se negó a poner los libros en la biblioteca de su centro educativo y denunció la situación ante los medios.

Además de la pornografía que muestran los libros, también hay burlas hacia la Iglesia Católica, y se promueven hábitos que rozan lo desagradable, entre otros que generan diversas críticas. Una de las historietas muestra desde el comienzo un asesinato, una mujer desnuda y sexo explícito.

Una docente dijo que al jardín maternal llegó un libro en donde se enseña a hacer caca (fabricar), vómito, mocos y cómo comer todo eso con un globo, luego tomar bicarbonato y eructar.

Una portavoz de la Dirección General de Escuelas de Mendoza justificó el hecho explicando que son las propias instituciones las que tienen que decidir si los libros que manda la Nación son correctos para que sean estudiados por los alumnos.

Récord de compra de libros y sospechas

En 2013 el ministerio de Educación de la Nación batió el récord de compra de libros para escuelas públicas. El Estado argentino compró 13 millones de libros de texto y literatura infantil por un total de 316 millones de pesos.

Una nota del diario Clarín fechada en abril daba cuenta de las suspicacias que despertó la compra. Es que una editorial beneficiada fue Colihue, el sello del editor Aurelio Narvaja, miembro activo de Carta Abierta, la agrupación de 'intelectuales' kirchneristas, que vendió 789.320 ejemplares por poco más de 18 millones de pesos.

Precisamente esa es la editorial del "Inspector Justo", el libro que más imágenes de sexo y violencia tiene.

  • Para seguir leyendo sobre la promoción de la pornografía que hace el Gobierno de Cristina Fernández, PULSE AQUÍ.