"Con las mentiras del 'complot copto' los islamistas justificarán más terror contra los cristianos"

"Con las mentiras del 'complot copto' los islamistas justificarán más terror contra los cristianos"

Botros denuncia la violencia y las acusaciones contra los cristianos en Egipcio
Y los errores en los análisis de las diplomacias europeas y norteamericanas

El obispo egipcio Botros Fahim Awad Hanna señala que "hay un plan de más ataques contra iglesias, sacerdotes, religiosos...".

REDACCIÓN HO.- Los gobiernos occidentales "han sobrestimado las raíces reales del Islam político en el pueblo egipcio", y ahora "se ven desplazados y ambiguos ante las situaciones abiertas por la revolución del 30 de junio", mientras que los islamitas "enfatizan el papel de los cristianos en ese levantamiento para justificar los atentados terroristas que se preparan a llevar a cabo contra ellos". Con estas palabras el obispo egipcio Botros Fahim Awad Hanna informa a la Agencia Fides de dos dinámicas que ha observado en estos momentos de grave sufrimiento en el país del norte de África. En los últimos días, los blogs cercanos a los Hermanos Musulmanes han etiquetado la situación en la que se encuentra el país tras el derrocamiento del presidente Morsi como la 'República militar de Tawadros', indicando al Patriarca copto-ortodoxo Tawadros II y su Iglesia como verdaderos artífices de la revuelta popular que llevó al fin del gobierno islamita.

"Es evidente", dice a Fides Botros, "que los Hermanos Musulmanes quieren explicar su fracaso político recurriendo a la teoría de la 'conspiración cristiana'. Destacar el papel de los cristianos en el colapso del régimen islamita también servirá para justificar el terrorismo futuro en su contra. Hay un plan de más ataques contra iglesias, sacerdotes y religiosos que podría desencadenarse cuando terminen los presidios públicos en las plazas y barrios-fortaleza de los Hermanos Musulmanes".

"Sin duda está fuera de lugar hablar de 'revolución cristiana'. Los que bajaron a las calles eran por lo menos 30 millones de egipcios, y todos los cristianos en Egipto - incluyendo niños y viejos – en total son 10 millones. Sin embargo, entre los manifestantes había siempre muchos cristianos. La llamada revolución del 30 de junio tuvo lugar el domingo. Los jóvenes se reunían delante de las iglesias. Creo que lo que ocurrió tiene que ver de una manera misteriosa, con la oración de los cristianos, que puede mover con su fuerza las situaciones políticas y sociales. El pueblo egipcio, con su fuerte sentido religioso, esto lo ha percibido".

En Occidente, sin embargo, los hechos egipcios han puesto de relieve los errores de análisis de las diplomacias europeas y norteamericanas: "La embajadora de EE.UU.", dice a Fides el Obispo Hanna "continuaba enviando informes en los que repetía que en Egipto la única fuerza apoyada por el pueblo eran los Hermanos Musulmanes. Han apostado todo sobre el Islam político, sin ver que los islamitas habían ganado las elecciones sólo porque la gente no quería votar a los dirigentes del antiguo régimen y los escogió como el mal menor. Pero nos han llevado a un túnel en el que todo empeoraba día a día. Y en un cierto momento, la paciencia del pueblo egipcio se ha terminado".