Ángela Bachiller, primera edil con Sd. de Down en una España que padece el aborto eugenésico

Ángela Bachiller, primera edil con Sd. de Down en una España que padece el aborto eugenésico

Este lunes comienza a desempeñar su labor como edil del PP en el Ayuntamiento pucelano, en sustitución de Jesús García Galván
Estudió Formación Profesional y ha cumplido hasta ahora, con notable eficacia, sus cometidos de auxiliar administrativo en el Área de Servicios Sociales

Tras jurar su cargo, la nueva concejal del PP comienza este lunes a desempeñar su labor en el Ayuntamiento de Valladolid.

REDACCIÓN HO.-  La joven Ángela Covadonga Bachiller Guerra es, desde este lunes, la primera persona con síndrome de Down que desempeña la labor de concejal España, tras jurar su cargo en el Ayuntamiento de Valladolid. Resulta una grave contradicción al observar este caso, tan lógicamente aplaudido como señal de normalización, integración e igualdad de las personas con discapacidad, que se mantenga una legislación en la que sencillamente estas personas, antes de nacer, ven conculcado su primer derecho, el derecho a vivir, al supeditarlo a la voluntad de terceros por el aborto eugenésico.

Ángela Bachiller estudió Formación Profesional y ha cumplido hasta ahora, con notable eficacia como señalan sus jefes y compañeros, sus cometidos de auxiliar administrativo en el Área de Servicios Sociales del propio Ayuntamiento. Desde que se presentó con el PP los comicios municipales de 2011 en el número 18 de la lista,  se convirtió en símbolo de la igualdad de las personas con discapacidad. Una mejora en los resultados electorales del PP la dejó a las puertas del Ayuntamiento y la colocó en el primer puesto, en caso de que corriera el turno por alguna circunstancia.

Ahora el alcalde de la ciudad, Javier León de la Riva, han querido que finalmente Bachiller ocupe el puesto que acaba de abandonar el concejal Jesús García Galván, quien pidió la suspensión de militancia en el PP y  que se aclaren sus cuestiones pendientes con la justicia y dimitió de su cargo municipal antes de comparecer como imputado en el llamado caso Arroyo, sobre presuntos delitos urbanísticos y que está visto para sentencia.

Su primera actividad el lunes, nada más tomar posesión como concejal, consiste en su participación en un Pleno municipal en el que se tratarán temas tan variados como la adhesión de Valladolid a la Red de Ciudades para la Accesibilidad, el plan de pago a proveedores y la promoción del vehículo eléctrico.