Los abortistas despliegan su violencia asaltando la Catedral de Santiago de Chile

Los abortistas despliegan su violencia asaltando la Catedral de Santiago de Chile

Manifestantes abortistas en Chile acabaron en la catedral de Santiago irrumpiendo en la Misa con gritos blasfemos
Con gran violencia, arremetieron contra el mobiliario del templo
Basura arrojada sobre imágenes sagradas, pintadas blasfemas y satánicas, destrozo de bancos y confesionarios...
Entre los fieles se encontraba la alcaldesa de la ciudad

Irrumpieron con gritos blasfemos en la Misa de la Festividad de Santiago: basura sobre imágenes sagradas, pintadas blasfemas y satánicas, destrozos... La actitud de contención de los fieles, entre los que estaba la alcaldesa de la capital, impidió que la profanación alcanzara el altar.

REDACCIÓN HO.-  Varios centenares de manifestantes abortistas culminaron su convocatoria 'Yo aborto el 25 de julio' en Santiago de Chile, en la que participaron unas 3 mil personas, irrumpiendo con violencia anoche en la Catedral de Santiago mientras se celebraba la Eucaristía de la festividad de Santiago Apóstol oficiada por monseñor Ricardo Ezzati y causaron numerosos destrozos en el interior del destacado lugar de culto. Entre los participantes en la Misa estaba la alcaldesa, Carolina Tohá.

Imagen #11

Tras la marcha que transcurrió sin que faltaran las provocaciones de mujeres semidesnudas o las pancartas con siluetas de fetos sobre un fondo de sangre, caricaturizando al no nacido como un skinhead, unos 300 irrumpieron en el templo interrumpiendo el oficio que en ese momento, en torno a las 21:00 horas, transcurría por la homilía, vociferando consignas contra los católicos y la Iglesia y en favor del aborto libre

Inmediatamente, arremetieron contra el mobiliario del templo sacando los  bancos a la calle con la intención de quemarlos, destruyendo un confesionario, y realizando diversas pintadas por el interior del lugar de culto, entre otros daños, como arrojando basura por el templo o rayando los muros del templo para llenarlos con consignas en favor del aborto libre, blasfemias contra Dios y la Virgen y consigas ofensivas y de odio contra los católicos o llenando de espray el altar del Arcángel San Miguel.

Los manifestantes cometieron destrozos dentro del principal templo capitalino e intentaron acercarse al altar, pero fueron detenidos por fieles que participaban en la ceremonia religiosa.

Imagen #6

El obispo auxiliar de Santiago, Pedro Ossandón, describe así lo sucedido: “estábamos celebrando la eucaristía de la fiesta del Apóstol Santiago, por supuesto con la presencia de la alcaldesa (Carolina Tohá), y además agradeciendo a tantos católicos que hacen el servicio público en un ambiente de recogimiento y de paz, y de repente entraron los manifestantes, y la verdad es que nosotros estamos siempre por el diálogo, por el debate de altura, creemos en la razón que Dios nos ha regalado”.

Imagen #3

“Así que invitamos a toda persona que se manifieste como quiera, pero que lo haga en un ambiente propio de un estado de derecho, de una democracia, respetándonos plenamente en la dignidad de las personas”, dijo, agregando el obispo auxiliar que lamentan lo ocurrido, y llamó a las personas que se manifestaron “a mantener un clima, sobre todo en este momento donde Chile está eligiendo candidatos a la presidencia y al Parlamento, que por favor tengamos cuidado con el estado de derecho”, afirmó.

Una vez que fueron desalojados por los guardias de la Catedral y de los mismos fieles que participaban de la eucaristía, Carabineros en las afueras dispersaba a los manifestantes que se encontraban en el exterior, llevándose detenidos a algunos de ellos. Según el comandante de la Tercera Comisaría de Santiago, Alex Moreno Farfán, varios involucrados fueron detenidos en la calle, puesto que el Arzobispado les pidió no operar al interior de la catedral, con el fin de evitar que se agravara la situaciónPersonal policial estableció que se trató del delito de daño calificado a monumento nacional. La Iglesia presentará una querella contra los responsables. 

Fieles intentan volver a poner en pie un confesionario tirado al suelo por los violentos abortistas 

El aborto en Chile es ilegal sin excepción. Esta nación goza del índice de mortalidad materna más bajo de Iboeroamérica. En 2011, el Presidente Sebastián Piñera fue galardonado con el Premio Internacional de Protección a la Vida. Informado de este ataque, Piñera ratificó el compromiso de su gobierno por respetar la libertad religiosa y proteger de la vida del que está por nacer, indicando que este acto de vandalismo “no respeta los derechos de los demás. No están siendo tolerantes y están yendo en contra de su propia postura.”

¡ACTÚA! Firma aquí para pedir al Ministro del Interior y Seguridad Pública chileno, Andrés Chadwick, que ofrezca mayor seguridad a todos los templos religiosos del país, sobre todo al momento de efectuarse manifestaciones que van en contra de la vida y que muestre enérgicamente su rechazo a este tipo de actos profundamente violentos e intolerantes.