Un predicador cristiano de EEUU, detenido en Londres por decir que la práctica homosexual es pecado

Un predicador cristiano de EEUU, detenido en Londres por decir que la práctica homosexual es pecado

Tony Miano fue detenido y retenido durante siete horas por expresar la doctrina cristiana sobre la homosexualidad
La Policía le detuvo en orden a un artículo de la Ley de Orden Público que ha sido derogado
De hecho, dicho artículo había provocado numerosas situaciones similares frente a la libertad de expresión
Así, motivó una campaña cívica de rechazo para la supresión de dicho artículo, encabezada por el conocido actor Rowan Atkinson

La detención se argumentó en la famosa sección 5 de la Ley de Orden Público, pese a había sido revocada por el Parlamento tras una erupción de parecidos sucesos y una campaña cívica contra la disposición, encabezada por el actor Rowan Atkinson (Mr. Bean).

REDACCIÓN HO.-  Un predicador cristiano evangelista de EEUU fue arrestado a principios de este mes en el Reino Unido por predicar en Londres que los actos homosexuales son pecaminosos. La detención se realizó baho el marco del famoso artículo 5 de la Ley de Orden Público, a pesar del hecho de que el texto pertinente de la ley fue revocado recientemente por el Parlamento después de una erupción de semejantes incidentes y una campaña contra la ley encabezada por el actor Rowan Atkinson, conocido como Mr. Bean.

Según informa LifeSiteNews.com, el lunes, 1 de julio Tony Miano, un miembro jubilado del Departamento del Sheriff de Los Ángeles (EEUU), cuya labor profesional le ha merecido más de 60 condecoraciones y menciones por servicios meritorios durante su carrera, visitó Londres para predicar en Wimbledon, donde miles de aficionados al deporte se reunieron para ver el tenis anual campeonatos. Señala el propio Miano que estando predicando sobre el mensaje del Evangelio en torno a la inmoralidad de la práctica homosexual,  se le acercó una mujer para indicarle que se fuera; él la invitó a dialogar, pero la mujer, en lugar de ello, se ausentó para regresar después con la policia, que le arrestó diciéndole que era "culpable de emplear un lenguaje homofóbico, que podría provocar en las personas ansiedad, alarma o insulto". 

En el vídeo de la detención, se puede escuchar a uno de los agentes policiales informando a Miano de la razón de su detención:  "Le estamos arrestando en orden a la Sección 5 de Orden Público. Esto se debe a que las personas se han ofendido por lo que has dicho."  Miano relata que "traté de explicar a los oficiales que no había nada homófobo en mi discurso, que no rechazo a los homosexuales, que les quiero tanto como para querer llevarles la verdad del Evangelio ". 

Después de su arresto Miano, quien trabajó como investigador de pandillas, oficial de entrenamiento de campo, experto en reconocimiento de drogas y  especialista en la aplicación de DUI, fue fotografiado, se le tomaron las huellas digitales y muestras de ADN. Permaneció detenido durante unas siete horas. 

El predicador espera que será capaz de obtener y dar a conocer una grabación de su interrogatorio, que define como "surrealista". "El mundo realmente necesita escucharlo, no sólo aquí, en Gran Bretaña, también en los Estados Unidos", dijo. "Me interrogaron sobre mi fe en Jesucristo. Me preguntaron que si un homosexual me pedía un favor, lo haría. Respondí diciendo que si un homosexual me pide algo de comer, yo le conseguiría algo de comer".  Añade Miano que se le preguntó: "¿Cree usted que ha hecho algo malo?" "Mi respuesta fue que no". Entonces el oficial le preguntó: "Si saliera de aquí, ¿haría lo mismo?" "Mi respuesta fue que sí ", dijo Miano. 

A Miano se le dijo que debía presentarse ante el juez al día siguiente, y se le ordenó permanecer en el país hasta que el juicio se completara, lo que podría haber significado el tener que prolongar su estancia en hasta cuatro o cinco meses. Sin embargo, se sorprendió cuando un oficial le dijo luego, esa noche, que no habría cargos y era libre de irse. Regresó entonces a los EE.UU.

Miano dijo que de su experiencia extrae "de manera clara que Inglaterra está perdiendo su alma, y la Iglesia está haciendo muy poco ante ello". "La Iglesia en su conjunto, básicamente, ha abdicado de su responsabilidad de llevar el Evangelio de Jesucristo en este país perdido y agonizante. Principalmente por miedo a represalias", señala en un video.

Derogada por una campaña cívica encabezada por Rowan Atkinson 

El abogado de Miano, Michael Philips, que trabaja en temas de preocupación cristiana en EEUU, declaró a LifeSiteNews.com que aunque la reforma en este punto de la Ley de Orden Público se había aprobado en el Parlamento, aún no había entrado en vigor. La Ley abarca el habla, la escritura y las señales. En su forma original, dice: "Una persona es culpable de un delito si utiliza palabras o comportamiento amenazantes, abusivos o insultantes". 

En enero de este año, sin embargo, después de una campaña de alto perfil que se unieron los grupos cristianos y seculares, la palabra "insultar" fue retirada del articulado. . Esta disposición de la ley había sido utilizada regularmente por la policía y los activistas homosexuales para aplastar la disidencia pública, especialmente contra los cristianos, que expresan su rebeldía ante los intentos de imponer la ideología de género. La campaña, "Reforma de la Sección 5 - Siéntete libre para insultarme", estuvo  respaldada por el Christian Concern (Instituto Cristiano) y dirigida por Rowan Atkinson

Cuando se le preguntó si la policía debería haber sido consciente del cambio aprobado en la ley, Philips dijo a LifeSiteNews.com que la policía y los servicios de Fiscalía de la Corona están "muy influenciados" por "activistas homosexuales". "Se trata de conseguir todo el tiempo la mayor propaganda para los grupos de activistas homosexuales. Cada pequeña disonancia es motivo de arresto. Tienes algunos funcionarios muy celosos".