Avanza la vida: decisión política en la Cámara de Representantes de Texas para borrar el aborto

Avanza la vida: decisión política en la Cámara de Representantes de Texas para borrar el aborto

El proyecto, aprobado en la Cámara por un abrumador resultado de 97 frente a 33 votos
Con demoras y artimañas legales, los demócratas logran que sus colegas en el Senado lo obstruyan
El gobernador Rick Perry y el republicano Dan Patrick, comprometidos con borrar el aborto
El proyecto prohíbe en aborto a partir de las 20 semanas y supondría el cierre de 37 de los 42 abortorios del Estado
La multinacional abortista PP, alarmada, silencia los escándalos de horror de este negocio sin escrúpulos

En medio de los nuevos horrores destapados en los abortorios, por una abrumadora mayoría la Cámara aprobó uno de los proyectos de ley más restrictivos del aborto en EE.UU. Los demócratas hicieron lo posible por estancarlo y que sus colegas en el Senado lo obstruyeran.

REDACCIÓN HO.- Tras más de 13 horas de debate y a pesar del esfuerzo de los demócratas por demorar el proceso -lo que amenazaba el poder aprobar la nueva legislación antes de que terminara la sesión legislativa especial-, por abrumador resultado de 97 frente a 33 votos, los republicanos, mayoría en la Cámara de representantes de Texas y con el apoyo de cuatro demócratas, lograron la aprobación de una de las leyes más amplias en la nación en cuanto a restricción de abortos, el llamado Proyecto de Ley Nº 5, que prohíbe los abortos después de las 20 semanas de gestación, además de aumentar las exigencias a los médicos que tuvieran privilegios para perpetrar abortos en hospitales cercanos y limitar el número a los centros quirúrgicos, lo que le cerraría el negocio de muerte a 37 de los 42 abortorios que hay en el estado.

Otros estados han aprobado legislaciones similares, pero pocos tienen en práctica un conjunto integral de normas. Tras su aprobación por la Cámara de Representantes, el proyecto tenía que descansar 24 horas antes de que poder someterse a votación en el Senado Senado para después remitirla al gobernador Rick Perry con objeto de su sanción, pero las triquiñuelas legales usadas por los demócratas en el Senado han evitado la aprobación.

Precisamente de Rick Perry, apoyado por un grupo de legisladores encabezados por el republicano Dan Patrick, surge estos esfuerzos en el ámbito político del estado los esfuerzos por borrar el aborto: el gobernador  ya hizo uso en enero de 2011 de sus facultades como jefe de gobierno estatal para darle la calidad de emergencia a un proyecto de ley que obliga a las mujeres embarazadas a someterse a una ecografía y escuchar el latido del corazón de su bebé antes de abortar.


Los demócratas lo paralizan en el Senado

Los demócratas hicieron que la votación se estancara por el mayor tiempo posible desde el segundo hasta el último día de la sesión especial con la esperanza de que demorara lo suficiente para que sus colegas en el Senado pudieran obstruir el proyecto de ley en la noche del martesLos demócratas de la Cámara de Representantes usaron tácticas parlamentarias para demorar el debate por 15 horas en la noche del domingo y la mañana del lunes, señalando errores técnicos en el proceso y tratando de adjuntar modificaciones para cambiar fundamentalmente el proyecto de ley. También llegaron el lunes con un retraso de más de dos horas.

Partidarios de la legislación indica que este proyecto mejorará la atención médica de las mujeres, y los partidarios del aborto lamentan que  de él resultará en el cierre de 37 de las 42 clínicas de abortos en el estado, lo que dejaría a amplias zonas del estado sin acceso al aborto, señalan.

El debate del domingo en la noche fue agotador. Cuando la representante Senfronia Thompson, demócrata de Houston, pidió una exención para las mujeres víctimas de violación e incesto,  la portavoz republicana encargada de defender el proyecto de ley, Jody Laubenberg, explicó por qué era  innecesario: “En las salas de emergencia disponen de lo que se conocen como estuches para violaciones [ frase que generalmente se usa para describir equipos empleados por el personal médico durante exámenes forenses con el propósito de obtener evidencia tras alegaciones de agresión sexual]”, dijo Laubenberg, comparando ese procedimiento con un aborto. “Las mujeres tenían cinco meses para tomar esa decisión, pero en ese momento ya el feto está muy desarrollado”, añadió.  Muchos miembros conservadores tenían volantes en sus escritorios que decían “Salmo 139:13-14: “Tú me hiciste en el vientre de mi madre, te alabaré, porque yo soy una creación admirable”. 

Planned Parenthood, alarmada, silencia los horrores del aborto

“Si esto se aprueba, el aborto quedaría prácticamente prohibido en el estado de Texas”, declaró Cecile Richard, presidenta de la multinacional abortista Planned Parenthood Action Fund., que acto seguido volvía a cogerse a una de las grandes mentiras del aborto, relacionar liberalización del aborto con salud materna, pues lo único seguro del aborto es la muerte del no nacido: "muchas mujeres podrían verse obligadas a recurrir a medidas peligrosas e inseguras", decía.

De lo que habla Richard, lógicamente, es de escándalos del aborto, como por ejemplo de los horrores del Dr. Douglas Karper, empresario de tres abortorios en Houston objeto de investigación, acusado de brutales e ilegales abortos destapados por uno de sus asistentes, sin ningún escrúpulo para acabar igualmente con la vida del bebé que se le entregaba vivo en el tercer trimestre, usando armas blancas  contra la cabeza del ya nacido, cortar su médula o retorcer sus cabezas con sus propias manos.


Otro espeluznante caso de un negocio sin escrúpulos que se destapaba días después de que el Dr. Kermit Gosnell fuera declarado culpable de asesinar a los recién nacidos en su abortorio de Filadelfia.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Legislaturas Estatales, las legislaturas de ocho estados han prohibido los abortos después de las 20 semanas de gestación. Arizona lo ha prohibido después de las 18 semanas, mientras que en Arkansas es cuando han transcurrido 12 semanas.