“A los partidarios del aborto sólo les queda la mentira”

“A los partidarios del aborto sólo les queda la mentira”

Acabar por aborto con la hija no era la única salida
No se ha acabado con la hija de Beatriz de manera cruel y violenta.
Beatriz no sumará el sufrimiento de un aborto a la pérdida natural de su hija.
Ejemplo de El Salvador, por su resistencia a las presiones abortistas

DAV destaca que no se ha acabado con la hija de Beatriz con métodos crueles, ni se ha puesto en peligro su vida.

MADRID, 04 DE JUNIO DE 2013.- Derecho a Vivir, tras analizar el caso Beatriz en profundidad y conocer que hace unas horas su hija ha nacido viva por cesárea, muriendo unas horas después de forma natural, sostiene que “este caso demuestra que a los partidarios del aborto sólo les queda la mentira para difundir su ideología pro muerte”.  

La doctora en Medicina y portavoz de la plataforma, Gádor Joya, considera que “el hecho de que Beatriz haya dado a luz y siga viva demuestra que no era verdad que la única forma de salvar su vida fuera practicándole un aborto”.

DAV subraya que una diferencia radical entre la práctica de un aborto y un nacimiento por cesárea.

Por una parte, “no se ha acabado con la hija de Beatriz de manera cruel y violenta como la inyección salina que quema el cuerpo o su descuartizamiento en el útero y su extracción por partes. Además se ha evitado el riesgo que un aborto  conlleva siempre para la salud de la madre”, explica la doctora.

Por otra, “al no haberse practicado un aborto, Beatriz no tendrá que sumar al dolor por la muerte de una hija, el desgarro personal que supone el trauma del aborto Espero que Beatriz haya podido despedirse de su hija, y estoy segura de que podrá vivir con la tranquilidad de no haber acabado su vida”, asegura Joya.

Derecho a Vivir quiere aprovechar la oportunidad para felicitar al Tribunal Constitucional, al Instituto de Medicina Legal y al Gobierno de El Salvador por “haber resistido a la presiones nacionales e internacionales para que traicionara sus propias leyes, que son un ejemplo de protección de la vida humana”.

Por último, DAV considera que “las organizaciones que han presionado para que Beatriz fuera sometida a un aborto, pidan disculpas. En primer lugar a Beatriz, pero también a toda la comunidad internacional a la que han intentado manipular con sus mentiras.

Dossier Caso Beatriz, AQUÍ