Monseñor Munilla denuncia coacciones y reclama respeto para la asignatura de Religión

Monseñor Munilla denuncia coacciones y reclama respeto para la asignatura de Religión

Mons. Munilla reclama al Gobierno Vasco que articule y emprenda los medios para que el próximo curso se cate la sentencia del TSJPV
"Defendemos el derecho de los padres a garantizar una formación católica para sus hijos”
Los padres denuncian conculcaciones a este derecho en numerosos centros
Los profesores lo reclaman como parte vital de la educación integral

"Las instituciones deben garantizar el derecho de los padres a que sus hijos estudien Religión”, subraya el Obispo de San Sebastián, que ha comparecido junto a profesores y padres.

REDACCIÓN HO.- El Obispo de San Sebastián, monseñor José Ignacio Munilla, ha pedido hoy a las instituciones que adopten las medidas necesarias para que los padres que así lo deseen, puedan inscribir a sus hijos en clase de Religión. En este sentido, el prelado ha reclamado al Gobierno Vasco que articule y ponga en marcha los medios para que el próximo curso se pueda aplicar la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco  (TSJPV) que, obliga a todos los centros de la comunidad autónoma a ofrecer Religión y la  asignatura alternativa a esta materia, después de que el Supremo respaldara esta demanda“Estamos ante una oportunidad única de normalizar las clases de Religión en Euskadi”, ha dicho el Obispo, quien se ha referido a la situación del resto de los países de Europa donde la religión católica se imparte sin problemas.   

Es hora de desprenderse del "trasnochado anticlericalismo"

El prelado donostiarra ha querido dejar claro que “la Iglesia no se inmiscuye ni quiere hacerlo, en el ámbito de las instituciones” sino que “solo pretende defender el derecho de los padres a garantizar una formación católica para sus hijos”. En este sentido, a hecho un llamamiento a toda la sociedad para “que se desprenda del trasnochado anticlericalismo que nos separa de la realidad” y  ha pedido “respeto para quienes optan por la Religión Católica”.  Al Gobierno Vasco le ha reclamado que supervise y en su caso tome las medidas oportunas para evitar las conculcaciones que se están haciendo en algunos centros del derecho de los padres a elegir esta materia.

Junto con el Obispo de San Sebastián, ha comparecido Sara Iragorri, profesora de Religión, quien ha puesto en valor la importancia de la asignatura, “como parte vital de la educación integral de los niños y jóvenes, y como referente de nuestra historia, cultura, arte y pensamiento”.

Denuncias 

Asimismo, los miembros de la asociación de padres ANITZAK, Iñaki Bengoetxea y Marian Luna, han subrayado que la clase de religión es “un derecho de los padres recogido y garantizado por la Constitución” han pedido al Estado que garantice este derecho. Además han denunciado conculcaciones a este derecho en numerosos centros, y también han querido dejar patente la campaña de desprestigio injusta que movimientos laicistas están llevando a cabo contra las clases de Religión. Los padres de ANITZAK han subrayado que “todos los centros tienen la obligación de ofertar Religión y que los padres pueden y deben exigirlo”.