Sara Porras (IU), incapaz de mantener las mentiras del caso 'Beatriz', opta por insultar a HO en Twitter

Sara Porras (IU), incapaz de mantener las mentiras del caso 'Beatriz', opta por insultar a HO en Twitter

El insulto es propio de quienes están perdiendo la batalla de la razón
El caso 'Beatriz' está plagado de falsedades y manipulaciones abortistas
Imposibles de sostener con un mínimo de rigor y veracidad

La representante de Izquierda Unida, incapaz de hacer frente a la razón y a la ciencia, opta por el insulto tan sólo cinco días después de su debate con Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir.

REDACCIÓN HO.- Sara Porras, representante de Izquierda Unida, ante preguntas en su cuenta de Twitter personal por parte de uno de sus seguidores que la inquiría para tener datos más precisos con los que contestar a los "antiabortistas", se ve incapaz de seguir manteniendo las mentiras del caso 'Beatriz' entre los más afines a ella aunque con un poco de curiosidad, y opta por zanjar la cuestión con el insulto a HazteOír.org llamándonos "panda de fascistas".

Sólo cinco días después de su intervención en un debate televisado con Gádor Joya, portavoz de Derecho a Vivir, en IntereconomíaTV, Sara Porras desiste de las razones y explicaciones y opta por ofender. El insulto, propio de quienes pierden los papeles ante quienes sí saben dar razones, es lo peor que pueden hacer quienes no son capaces de seguir sosteniendo sus falacias porque entonces ellos mismos son los que señalan su mentira aún pretendiendo lo contrario.

El caso 'Beatriz', está plagado de falsedades y manipulaciones, creadas por el lobby abortista para atacar la vida humana en El Salvador.

El PSOE y El País han sido los esperados aliados en este asunto y políticos del PP como Alfonso Alonso también se han convertido en voceros del aborto, repitiendo falsas consignas y despreciando a la Corte Suprema de El Salvador y al Instituto Médico Legal y a todos sus especialistas que analizaron concienzudamente el caso y concluyeron que el embarazo no supone ningún riesgo para la salud de 'Beatriz' y, en ningún caso, acabar con la vida de su hijo de ningún modo sería la solución.