Nuevo reclamo histórico por la derogación de la ley de pseudomatrimonio gay en Francia

Nuevo reclamo histórico por la derogación de la ley de pseudomatrimonio gay en Francia

Más de un millón de manifestantes en París piden la derogación de la nociva Ley Taubira
"Esto no ha terminado, está empezando"
"¿Qué movimiento social reúne en la calle, tres veces en cinco meses, a más de un millón de franceses?"
"¿En qué país hoy en día un jefe de Estado se atreve a seguir sordo a las legítimas expresiones de tantas familias, movilizadas sin descanso y en paz?"

"Un choque de esperanza para Francia", como lo define la convocante La Manif pour Tous: más de un millón de ciudadanos en la tercera convocatoria en París contra la Ley Toubira, evidenciando que ni se cansan ni ceden un ápice en la defensa del matrimonio, la infancia y la familia.

REDACCIÓN HO.- La organización celebra el éxito de una nueva manifestación de rechazo a la ley que desvirtúa el matrimonio para equipararlo a las uniones homosexuales,   aprobada por el Parlamento el 23 de abril y promulgada el 18 de mayo por el presidente socialista François Hollande: más de un millón de ciudadanos coparon este domingo las calles de París, en la que era la tercera gran convocatoria en la capital gala.

El Ministerio del Interior y Policía, que ya mermaban en mucho las previsiones de participación, han vuelto a engañar descaradamente en sus cifras, hablando de 150 mil manifestantes, cifra que no sólo niega la organización, sino cualquiera que se enfrente con objetividad a las imágenes: la vista se perdía al tratar de abarcar una multitud que enarbolaba sin cesar las banderas nacionales y las azules, blancas y rosas, colores del emblema del colectivo La Manif pour Tous (Manifestación para Todos, por oposición al eslogan "matrimonio para todos" con que trata de venderse la Ley Toubira). También un mar de pancartas, con lemas como "Último Día de la madre antes de la liquidación" (este domingo se celebraba el Día de la Madre en Francia) o "Esto no ha terminado, está empezando". 

"Nada podría disuadir a los ciudadanos de ejercer su libertad de expresión y su derecho a protestar. Ninguna intimidación del Gobierno o su desinformación", explicaba Ludovine la Rochere, presidenta del Colectivo convocante.

"A quienes crean que vamos a abandonar les anuncio desde aquí que el combate continúa", anunciaba Ludovine de la Rochère en el discurso que cerró la convocatoria en Los Inválidos (íntegro,aquí). "Vamos a seguir desplegándonos y estructurándonos para convertirnos en una fuerza ciudadana", prosiguió la presidenta de La Manif pour Tous. "Nuestro objetivo es empezar a aceptar militantes a partir de junio, pesar más en el debate público, luchar contra la ley Taubira y sus consecuencias y defender el futuro de la sociedad y los valores de Francia".

Los tres cortejos del colectivo Manifestación para Todos que partieron de diferentes puntos de la capital acabaron convergiendo en la explanada de los Inválidos, en una macha que transcurrió bajo la vigilancia de 4500 policías y gendarmes movilizados para evitar las acciones violentas. Allí confluyeron también los aprticipantes en otra convocatoria, convocada de forma separada por la organización Civitas.  La Manif pour Tous insiste en remarcar el carácter pacífico de la manifestación, desmarcándose de los incidentes registrados al margen de su convocatoria en medio de cargas policiales.  

Tras este nuevo éxito histórico, Rochère expresaba anoche, durante su intervención en la explanada, el significado de las acciones del colectivo, que van a seguir manteniendo. "¿Qué partido político es capaz de recoger más de 1 millón de manifestantes hoy en día? ¿Qué movimiento social reúne en la calle, tres veces en cinco meses, a más de un millón de franceses? ¿En qué país hoy en día un jefe de Estado se atreve a seguir sordo a las legítimas expresiones de tantas familias, movilizadas sin descanso y en paz?". "Este movimiento espontáneo - despreciado durante meses - sólo tiene que pasar un curso. El pueblo de Francia ha entrado en una resistencia pacífica y decidida, porque es necesario", destacan los convocantes.