El Gobierno socialista de Asturias quiere eliminar las raíces cristianas de España

El Gobierno socialista de Asturias quiere eliminar las raíces cristianas de España

La consejera de Educación, Ana González, envía una circular a los colegios del Principado para que supriman la Navidad y la Semana Santa del calendario escolar
González impone su ocurrencia de cambiarlo por “vacaciones de invierno” y “vacaciones del segundo trimestre”.
Los ciudadanos le piden desde la alerta de HO que no haga el ridículo con paranoias laicistas
El OLRC también le pide sentido común y respeto
Y le anima a desempeñar el pleno de su labor a la educación íntegra de los jóvenes, tan necesaria

El Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia le pide sentido común y respeto, como lo hacen miles de ciudadanos a través de la alerta de HO y MasLibres.org.

REDACCIÓN HO.-  La Consejera de Educación del Principado de Asturias, Ana González Rodríguez, ha decidido, unilateralmente, sin contar ni con los colegios ni con los padres, suprimir del calendario escolar la Navidad y la Semana Santa. La nueva denominación elegida es “vacaciones de invierno y del segundo trimestre”. “Brillante ocurrencia de la Señora González, con la que pretende olvidar las raíces cristianas de España”, afirma María García, portavoz del Observatorio para la Libertad Religiosa y de Conciencia (OLRC, Twitter: @olreligiosa).

Según el gobierno del Principado de Asturias que preside el socialista Javier Fernández, la medida se lleva a cabo para “no herir sensibilidades”.Siempre se ha llamado Navidad y Semana Santa y nunca ha herido sensibilidades. Pero esta semana, así de la nada, a la Consejera del Gobierno de Asturias se ha imaginado que podía hacerlo, sin contar con los miembros de la comunidad educativa. Desde el OLRC no entendemos por qué puede herir sensibilidades y pedimos a Doña Ana González que nos explique sus motivos”, añade María García.

“Por todo ello, el OLRC anima a la Consejera a renunciar a sus aspiraciones laicistas, pues España es un país con raíces cristianas de las que uno no se puede olvidar de la noche a la mañana”, explica la portavoz del Observatorio.