El lobby abortista conspira contra El Salvador en favor del aborto

El lobby abortista conspira contra El Salvador en favor del aborto

La multinacional abortista Planned Parenthood (IPPF), Amnistía Internacional Perú y Women's Link Worldwide usan la falaz campaña para presionar al Gobierno salvadoreño
Intentan manipular a la opinión pública para convencerla de la supuesta necesidad de legislar a favor del mal llamado 'aborto terapéutico'
Mientras, mantienen oculta a 'Beatriz' y los médicos no han podido ofrecer declaraciones

Manipulando, con apoyos mediáticos internacionales, el caso de una joven embarazada que padece lupus y que espera un bebé anencefálico. Planned Parenthood (IPPF), Amnistía Internacional y Women's Link Worldwide usan la falaz campaña para presionar al Gobierno salvadoreño.

REDACCIÓN HO.- Grupos defensores del derecho a la vida en El salvador denuncian la nueva ofensiva del lobby feminista antivida para legalizar el aborto, manipulando el caso de "Beatriz" –nombre supuesto–, una joven embarazada de 20 semanas que padece lupus y que lleva en el vientre a un bebé anencefálico (ausencia de parte del cerebro). La presión abortista, apoyada por diversos medios de comunicación nacionales e internacionales, buscaintentando convencer a la opinión pública de la supuesta necesidad del mal llamado aborto terapéutico en el caso de "Beatriz"– que se introduzcan modificaciones en este sentido en la legislación de El Salvador.

Los defensores del derecho a la vida recuerdan que  la Constitución del país reconoce como persona humana "a todo ser humano desde el instante de la concepción", por lo que tiene el derecho a la vida, y que el Código Penal subraya que "ninguna persona o autoridad puede violar estos preceptos constitucionales y atentar contra la vida de un inocente cometiendo el delito de aborto".

En declaraciones a ACI Prensa, Georgina de Rivas, presidenta de la Fundación Sí a la Vida (Facebook), advierte que "en este momento estamos atravesando por una situación gravísima" en El Salvador . La Sala de Constitucionalidad de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) aceptó el caso, pero solicitó opiniones del Consejo Nacional de Bioética, la Procuraduría General de la República, la Procuraduría de Derechos Humanos, el Ministerio de Salud y la Fiscalía General de la República (FGR). Rivas explica que "el 17 de abril fue admitida por la Corte Suprema de Justicia (CSJ) una demanda (presentada por 2 abogados) solicitando aval para practicar un aborto terapéutico a Beatriz, una joven madre de 22 años con un embarazo anencefálico, que padece de lupus y que supuestamente se encuentra ante un riesgo inminente de morir". Durante este tiempo, denuncia la líder provida, "han mantenido oculta a Beatriz y los médicos (demandados) no han podido dar declaraciones".

"Extraoficialmente los médicos de maternidad se han comunicado con los de Asociación Bioética de El Salvador (ABIOES) y han informado que Beatriz esta estable, razón por la que no se habían visto en la necesidad de intervenir o internarla en el hospital", reveló.

Presión mediática internacional

Basados en estas mentiras manipuladoras, la multinacional abortista Planned Parenthood (IPPF), Amnistía Internacional Perú y Women's Link Worldwide han puesto en marcha una alerta para "exigir que el gobierno de El Salvador permita a los médicos practicar un aborto seguro e inmediato para salvaguardar la vida de Beatriz", dicen.

El lobby abortista ha desinformado a través de los medios de comunicación, advierte Rivas;  La BBC incluso titula "Un aborto para salvar una vida",  llegando hasta el extremo de ignorar al no nacido como ser vivo, ignorando la muerte segura que conlleva el aborto.  Además, el lobby abortista no ceja en apelar a los sentimientos incidiendo en presentar una situación de precariedad entorno a la joven, que presentan además como madre de otro niño de un año "nacido prematuro (exactamente, siete meses) tras un embarazo de alto riesgo" que precisa estimulación "pues aún no camina". En ello insisten por medio de la abogada Mónica Roa, de la organización  abortista  Women´s Link Worldwide"Si Beatriz fuera una mujer con recursos, esto no le estaría pasando"; pero pronto desparece toda solidaridad real: nada les mueve a asistir a esta madre y aliviar esa situación de necesidad que denuncian, sino que con total frialdad hablan de abocarla a la tragedia del aborto. 

Los medios afirman falsamente "que la legislación en El Salvador considera el aborto como un homicidio y tiene pena de hasta 30 años y es por esa razón que los médicos no han podido dar la atención a la paciente, lo cual es falso", denuncia Rivas. En casos como el de la citada cadena británica, se aseguró que "la ley salvadoreña estipula que quien practique un aborto o la mujer que se someta a una operación de tipo pueden ser encarcelados hasta por 50 años". 

Georgina de Rivas desmiente esto, explicando que en la normativa del país "específicamente se tipifican en un capitulo el homicidio y sus formas y en otro separado los delitos relativos a la vida del ser humano en formación en los que las penas máximas oscilan entre los 8, 10 o 12 años". "La situación es horrible y la presión para que la CSJ dicte sentencia inmediatamente es muy fuerte", señala la activista provida.

También la Conferencia Episcopal denuncia la intentona

En un comunicado difundido el 27 de abril, los obispos salvadoreños aseguran que, contrariamente a lo dicho por el lobby abortista en el país, "denegar el procedimiento solicitado por ‘Beatriz’, en función de la protección del que ha de nacer, no constituye violación de derechos constitucionales". Los Obispos salvadoreños precisaron que los médicos "deben salvaguardar la vida de la madre y la de su hijo, realizando los procedimientos éticos y médicos adecuados". "Este caso no debe ser utilizado para legislar en contra de la vida humana, especialmente en contra del no nacido", aseguraron.