"¡Oh Dios, maté a mi bebé!": la estrella de Televisión británica Gemma Collins habla de sus autolesiones tras el aborto

"¡Oh Dios, maté a mi bebé!": la estrella de Televisión británica Gemma Collins habla de sus autolesiones tras el aborto

Las mujeres que han abortado sufren un 81 por ciento más de problemas mentales
El 10 por ciento de las enfermedades mentales están directamente relacionadas con el aborto

Collins ha reconocido a diversos medios de comunicación, esta semana, que el síndrome post aborto que sufre desde hace 12 años la ha conducido a la autodestrucción.

REDACCIÓN HO.- Abortó a su hijo de tres meses de gestación, cuando ella tenía 20 años, porque así se lo aconsejaron tres médicos, pues había estado tomando medicamentos sin saber que estaba embarazada. En concreto, según ha explicado al periódico The Sun, había seguido tomando pastillas anticonceptivas, también un antibiótico y un medicamento para las nauseas.

Tras el aborto empezó a autolesionarse y a atiborrarse de comida

Pero después del aborto, según relata a la revista Now, sin saber por qué, empezó a sentir una culpa y desesperación total que la condujo a autolesionarse, practicándose cortes en su cuerpo, y a darse atracones de comida, que hicieron que en menos de un año pasara de una talla 10, del Reino Unido, a una 18.

"¿Qué pasa si ahora no puedo tener un bebé?"

La presentadora, que ahora tiene 32 años, explica que le preocupa mucho un aborto involuntario que tuvo en la noche de los Premios Nacionales de la Televisión Británica, y según ha contado a The Mirror, se siente culpable: "¿Qué pasa si no puedo tener un bebé ahora?". Collins añade que siente el reciente aborto involuntario como si fuera un castigo divino por el aborto provocado de su primer hijo.

La Revista Británica de Psiquiatría da cifras del síndrome post aborto

Pero Gemma no es la única que sufre el sídrome post aborto, según recuerda LifeNews, un macro análisis que comprende veintidós estudios a 877.181 mujeres durante un periodo de 14 años, publicado en 2011 en el British Journal of Psychiatry, reveló que las mujeres que se habían sometido a un aborto provocado experimentan un 81 por ciento más de problemas de salud mental y el abuso de sustancias y las conductas suicidas son más probables después de un aborto.

El Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido también dio la voz de alarma

El estudio también reveló que casi el 10 por ciento de todos los problemas de salud mental son directamente atribuibles al aborto. El Real Colegio de Psiquiatras del Reino Unido advirtió en 2008 que las mujeres deben ser aconsejadas sobre todos estos peligros antes de ir a abortar.