Un joven cristiano es asesinado por musulmanes en Pakistán y la Policía lo encubre

Un joven cristiano es asesinado por musulmanes en Pakistán y la Policía lo encubre

Los cristianos de Pakistán viven en el miedo
Y con la amenaza constante de muerte
La Policía, en vez de cumplir la ley, acepta sobornos de los delincuentes

Allah Ditta, de veinte años, ha muerto de un disparo en la cara por defender a su hermana discapacitada y a otras mujeres cristianas del acoso de un grupo de jóvenes musulmanes que entró al barrio cristiano para insultar.

REDACCIÓN HO.- Allah Ditta, de veinte años de edad, cristiano, era empleado doméstico en un pequeño pueblo de Manga Mandi, a 30 km de Lahore, la capital de la provincia de Punjab. En el pueblo hay 150 familias cristianas que viven en un mismo barrio. El joven trabajaba para mantener a su familia de cinco hermanas, una de ellas discapacitada, un hermano más pequeño y sus padres de 70 años.

Según ha informado a la Agencia Fides la organización cristiana 'The Voice Society', el pasado 4 de abril, un grupo de jóvenes musulmanes de edades comprendidas entre 17 y 19 años, del mismo pueblo, entraron en el barrio cristiano acosando e insultando a las chicas cristianas. Al ver pasar a Ditta, también insultaron a su hermana discapacitada. El joven les respondió e hizo que se alejaran. Pero los jóvenes musulmanes le dijeron que "un cristiano no debe permitirse algo así, porque los musulmanes son superiores y los cristianos son nuestros esclavos". A medida que la pelea avanzaba, presenciada por más testigos, uno de los matones, llamado Sadam, sacó un arma y disparó a Allah Ditta en la cabeza.

La Policía al llegar al lugar del asesinato una hora más tarde, presentó una denuncia (First Information Report), que menciona "un accidente" porque, dicen, los "muchachos musulmanes estaban comprobando las balas del arma cuando una bala se disparó accidentalmente" en el barrio cristiano.

Aneeqa Maria Akhtar, un abogado cristiano de 'The Voice Society', que ha realizado una investigación sobre el caso, en una nota enviada a la Agencia Fides comenta: "Los cristianos viven en el miedo y bajo la constante amenaza de muerte. Pueden ser asesinados en cualquier momento. La Policía, en vez de hacer cumplir la ley, acepta sobornos de los delincuentes: es terrorífico". Los abogados cristianos que siguen el caso han presentado una denuncia por parte de la familia Ditta para obtener justicia.