Censura mediática en Estados Unidos ante el juicio del asesino en serie y abortista Kermit Gosnell

Censura mediática en Estados Unidos ante el juicio del asesino en serie y abortista Kermit Gosnell

Los grandes medios de comunicación al servicio de la cultura de la muerte
Los ciudadanos provida señalan la censura mediática
La ciudadanía está terriblemente impresionada

La Policía se encontró un espectáculo dantesco: pies de niños y médulas espinales cortadas, cuerpos enteros guardados en cajas y congeladores en el sótano. Una auténtica carnicería en la clínica abortista de Gosnell en Filadelfia.

REDACCIÓN HO.- Como señala Libertad Digital, los asesinos en serie, y más si las víctimas son niños, son un filón para los medios de comunicación, que se vuelcan en la cobertura de estos hechos. Sin embargo, en estos momentos se está produciendo el juicio contra el asesino de cien niños ya nacidos ante el silencio absoluto de los medios de comunicación.

El silencio es tal por parte de grandes medios como NBC, CBS o CNN e incluso de las agencias de noticias, que los conmocionados televidentes, informados por otros medios menos importantes, han escrito a dichos medios pidiendo explicaciones de por qué se está dando 'cobertura cero' al juicio contra Gosnell. En este sentido, Associated Press, no ha aplicado la palabra 'aborto' a los temas relacionados con Kermit Gosnell por lo que cualquier usuario que busque en la web este término no hallará nada del acusado de matar a cien niños.

Como informa LifeNews.com, el vergonzoso silencio señala también al Washington Post y al New York Times, entre otros periódicos, que tratan ahora de modificar algo su posición de censura por la fuerte llamada de atención de la ciudadanía, terriblemente impresionada y escandalizada por estos crímenes y por el respaldo que dan los grandes medios de comunicación a la cultura de la muerte imperante.

Los terribles testimonios que se están escuchando en el juicio tampoco están teniendo trascendencia que correspondería a tan espantosos hechos si éstos no estuviesen enmarcados dentro del crimen del aborto. De hecho, la Oficina del Fiscal del Distrito de Filadelfia afirma que "nacieron bebés viables y Gosnell los mató tras clavarles las tijeras en sus médulas espinales. Él enseñó a su personal para que hicieran lo mismo". Gosnell bromeaba sobre el gran tamaño de los niños que asesinaba: "Este bebé es tan grande que podría caminar conmigo hasta la parada del autobús".