DAV desmiente a Valenciano: "Nuestras concentraciones ante abortorios no son escraches, son para ayudar a las mujeres"

DAV desmiente a Valenciano: "Nuestras concentraciones ante abortorios no son escraches, son para ayudar a las mujeres"

Valenciano compara los grupos de rescate provida ante los abortorios con "crueles y violentos escraches"
Gádor Joya: "Defendemos a las mujeres y a quién está por nacer"
"No somos escraches: estamos en espacios públicos, no ante domicilios, y no acosamos, sino que ayudamos"

"En espacios públicos y no ante domicilios, no acosan a las mujeres: las ayudan": la Dra. Gádor Joya corrige el errado paralelismo que, para desviar la atención, lanza la mandataria socialista. 

REDACCIÓN HO.- La portavoz de Derecho a Vivir, la Dra. Gádor Joya, ha diferenciado las actividades que lleva a cabo la plataforma ante los abortorios con las protestas ante los domicilios de parlamentarios -conocidas como escraches-, tras el paralelismo realizado por la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, ya que sus concentraciones "buscan ayudar a las mujeres y defender a quién está por nacer", frente a las de quienes "no ofrecen soluciones a los afectados".

Este viernes, la vicesecretaria general del PSOE, Elena Valenciano, se refería en su cuenta de Facebook a los "crueles y violentos escraches" que desde hace años protagonizan "grupos de fanáticos" ante las puertas de los centros abortistas. "Son crueles escraches como una casa y suceden desde hace años, pero como es contra las mujeres que abortan y los y las profesionales que las ayudan, nadie habla de ello", ha afirmado.

En declaraciones a Europa Press, Joya ha señalado que las declaraciones de Valenciano pretenden "desviar la atención" ya que, según ha reiterado, "los grupos que hay frente a los centros abortistas no son de acoso a las mujeres". "Están ahí por si alguna mujer quiere acercarse a ellos", ha insistido. Además, ha señalado que estos grupos "están en la calle, en un espacio público, no van a buscar a las mujeres a sus domicilios, no es un acoso domiciliario".

Por otro lado, ha añadido que el objetivo de estas reuniones es diferente del de los escraches pues "no están para obligar ni presionar" a las mujeres, además de "no buscar un beneficio para ellos, sino defender al que está por nacer y dar información a la mujer". Por el contrario, en su opinión, los escraches persiguen "presionar para lo que ellos quieren y no ofrecen ayuda". "Quién haya visto actuar a estas personas, verá que no son como los escraches", ha apostillado.