Jueces holandeses avalan la existencia de una asociación de pedófilos

Jueces holandeses avalan la existencia de una asociación de pedófilos

La asociación defiende las relaciones sexuales de adultos con niños
Algunos de sus miembros tienen antecedentes por abuso sexual
Y su expresidente fue condenado por tenencia de pornografía infantil

Sorprendentemente, dicen que este grupo es "contrario al orden público" pero indican que es ilegal prohibirlo porque "no existe amenaza a la desintegración de la sociedad". Algunos de los miembros pedófilos tienen antecedentes penales por abuso sexual y por posesión de pornografía infantil.

REDACCIÓN HO.- En un inaudito fallo, un tribunal de apelaciones en Holanda validó la existencia de una asociación de pedófilos -que en primera instancia había sido disuelta en 2012-.

Según informa el diario ABC, y recoge Aciprensa, la organización Martijn, que defiende las relaciones sexuales 'consentidas' entre niños y adultos fue disuelta por una orden judicial previa de junio pasado, pero ahora el tribunal holandés de apelación ha anulado esa sentencia. "El trabajo de la asociación es contrario al orden público, pero no existe una amenaza de la desintegración de la sociedad", ha dictado el Tribunal de Apelación de Arnhem, Leeuwarden (norte del país).

Apelando a la "libertad de expresión", Martijn Uittenbogaard (en la imagen), presidente de la asociación de pedrastas Martijn, recurrió la decisión del tribunal que ordenó la disolución del grupo pedófilo fundado en 1982. El Tribunal de Apelaciones sostiene que los antecedentes penales de abuso sexual de algunos de sus miembros podrían estar relacionadas con la asociación, pero que nunca habían cometido un crimen. Obviando que el expresidente de la misma, Ad van den Berg, fue condenado el 18 de octubre de 2011 a tres años de prisión, seis meses suspendida, por posesión de fotografías, películas y revistas de pornografía infantil.

El presidente de la asociación, a través de su cuenta de Twitter, ha escrito tras conocer el fallo que "todavía hay jueces sabios, por suerte". El 21 de noviembre de 2011, otros jueces del Tribunal Penal de Leeuwarden se negaron a perseguir a la asociación.