El abortorio de los 'horrores' de Estados Unidos: el desprecio absoluto a la vida humana

El abortorio de los 'horrores' de Estados Unidos: el desprecio absoluto a la vida humana

El abortista Gosnell cortaba con tijeras a los bebés fuera del seno materno
Y bromeaba sobre el gran tamaño de sus víctimas

El juicio contra el abortista Kermit Gosnell destapa los infanticidios y los crímenes contra bebés inocentes, en una de las muchas cámaras de los horrores 'legales' en Estados Unidos.

REDACCIÓN HO.- Kermit Gosnell, en su abortorio de Filadelfia, Pensilvania, administraba drogas a las madres embarazadas de 30 semanas de gestación que ocasionaban la muerte del bebé, aunque no siempre dentro del vientre de su madre, y también enfermedades graves y heridas a las mujeres, incluso la muerte. Gosnell también manipulaba las ecografías para mentir sobre la realidad de las semanas de gestación.

Los testimonios en el juicio reproducen los comentarios obscenos del abortista durante el asesinato de los bebés perfectamente viables fuera del seno materno, Gosnell bromeaba sobre algunas de sus pequeñas víctimas inocentes y decía que eran tan grandes que podrían haberse ido andando a la parada del autobús.

El abogado de este 'proveedor' de abortos, acusado de matar a siete bebés nacidos vivos, está tratando de demostrar que la primera de las víctimas fue asesinada dentro del seno materno.

Una de las ayudantes de Gosnell durante los abortos tardíos ha testificado que los tamaños de los bebés y su color rosado la perturbaban y ha explicado que los bebés recibían rutinariamente cortes con tijeras fuera del seno materno. Puede leer más sobre este caso en el Daily Mail y en LifeNews.