En EEUU se preguntan por qué el abortorio que mató a una joven mujer, con un embarazo avanzado, sigue abierto

En EEUU se preguntan por qué el abortorio que mató a una joven mujer, con un embarazo avanzado, sigue abierto

Los legisladores del estado de Maryland piden explicaciones al Departamento de Salud
Una queja anterior todavía no ha desencadenado ninguna inspección al mismo abortorio

Jennifer McKenna Morbelli, de 29 años, embarazada de una niña, a la que las pruebas prenatales detectaron una anomalía, murió por el aborto 'legal y seguro' de EEUU, que se cobra numerosas víctimas también entre las madres.

REDACCIÓN HO.- Un grupo de legisladores del Estado de Maryland están preguntando al Departamento de Salud e Higiene Mental por qué el centro de abortos responsable de la muerte de esta mujer, el pasado 7 de febrero, y de su hija de 33 semanas de gestación, sigue todavía abierto.

La Cámara de delegados de Maryland ha enviado una carta formal al Departamento de Salud, según informa LifeNews, pidiendo aclaraciones sobre las nuevas regulaciones del Estado en cuanto a licencias de 'clínicas' de aborto, que entraron en vigor el año pasado.

Los legisladores también cuestionaron el por qué de que una queja anterior, presentada en noviembre de 2012, relativa a los vertidos ilegales, no haya producido todavía una investigación e inspección de este abortorio.

El día 28 de febrero, también, una carta de un grupo provida que hace rescates delante de este abortorio, planteaba la cuestión aún sin resolver de cómo es posible que este lugar permanezca todavía abierto y no se haya producido su inmediata suspensión en su licencia. Se sabe que Jennifer no es la primera mujer que ha matado el abortista LeRoy Carhart. En 2005 se realizó un aborto a Christin Gilbert que le provocó la muerte. Víctimas de la brutalidad y la falacia del denominado aborto 'legal y seguro'.