Juez Ferrín: “Me ofrecieron retirar la querella si me iba de Murcia y pagaba 10.000 euros”

Juez Ferrín: “Me ofrecieron retirar la querella si me iba de Murcia y pagaba 10.000 euros”

Entrevista concedida a Hazteoir.org
HO emprende una campaña de apoyo al juez
Justicia le deniega el indulto mientras lo aplica a corruptos y torturadores

HazteOir.org ha podido realizar una entrevista en exclusiva al Juez Ferrín Calamita en la que explica cómo le presionaron hasta ofrecerle que se fuera de Murcia y pagara dinero para que retiraran la querella. 

MADRID, 1 DE MARZO DE 2013.- El ministerio de Justicia ha denegado el indulto al juez Fernando Ferrín Calamita, suspendido en funciones por actuar de manera profesional y conforme a la ley en defensa de los intereses de una menor. HazteOir.org ha emprendido una campaña de apoyo al juez, injustamente castigado por la presión e intolerancia del lobby homosexual que trata por todos los medios someter a la población española a los dictados de lo políticamente correcto.

La campaña reclama al  ministro de Justicia “rectifique su decisión e indulte al magistrado Ferrín Calamita” ya que “fue condenado injustamente por tutelar el derecho de una niña a un buen hogar”. Los promotores de esta acción por la justicia subrayan que Ferrín Calamita “es un juez competente y vocacional, perseguido por prejuicios inspirados en la ideología de género”.

El calvario del juez Ferrín comenzó en mayo de 2006, siendo juez de Familia en Murcia. Encargó, conforme a la ley, varios informes sobre la idoneidad para una menor de que fuera adoptada por dos mujeres.

Linchado por la prensa más sectaria, la sentencia ya estaba dictada de antemano. Se le tachó de “homófobo” y se cuestionó su capacidad mental. Incluso se le ofreció salir de Murcia y pagar un dinero para evitar todo el proceso. El propio juez Ferrín narra su calvario en una entrevista exclusiva concedida a HazteOir.org en la que asegura, entre otras circunstancias, que:

  • “Me citaron en un parque solitario dos emisarios del instructor de la querella señalándome que si enviaba un escrito a un número de fax comprometiéndome a marcharme de Murcia archivaban el caso y que si no, me condenarían a pesar de saber que soy inocente, pero que no se admiten jueces díscolos”.
  • “El abogado Mazón puso dos condiciones para retirar la querella: que me vaya de Murcia y le pague 10.000 euros”.
  • Yo estaba condenado de antemano. Me consta. Una abogada hizo una gestión con un magistrado de la Audiencia Provincial, sin contar conmigo, y le dijo que ‘Fernando está condenado’. No se había celebrado el juicio”.
  • “El presidente del Tribunal superior de Justicia de Murcia me dijo que un católico no podía estar en un juzgado de Familia”.

“El ‘caso Ferrín’ se convirtió en una prioridad para los intereses de la totalitaria ideología de género, como un aviso a navegantes: el que no pase por el aro, tendrá que sufrir”, señala Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org. “Y el Gobierno se ha plegado a las exigencias del lobby gay, que marca y trata de expulsar de la sociedad a quien no comparte sus opiniones. Por eso hemos iniciado esta campaña de movilización ciudadana”.

“Resulta especialmente sangrante el hecho de que, al mismo tiempo que se indulta a políticos corruptos, banqueros condenados, agentes de la ley torturadores y conductores kamikazes que acaban con la vida de otras personas, se deniegue el mismo trato a un juez condenado por motivos de conciencia”, expone Arsuaga.