La Junta andaluza formaliza su discriminación a la educación diferenciada

La Junta andaluza formaliza su discriminación a la educación diferenciada

Notifica a los doce centros andaluces afectados su negativa a renovar el concierto
Se abre un plazo de diez días para que los colegios presenten alegaciones
El TS y la ley de PGE avalan la legitimidad de la educación diferenciada
Agotada la vía administrativa, el caso podría acabar en los tribunales

Remite a los doce centros andaluces que imparten esta opción educativa amparada por la Constitución la notificación de que les priva del concierto.

REDACCIÓN HO.- Los doce centros andaluces de educación diferenciada por sexo existentes en Andalucía han recibido ya una notificación de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía en la que se formaliza, tras la solicitud de concierto de los mismos, la negativa de la administración autonómica a conveniar a los primeros alumnos de cada etapa educativa de estos centros. La decisión se toma en base a resoluciones del Tribunal Supremo (TS) que avalan la tesis de que este modelo pedagógico no debe ser subvencionado con fondos públicos si así lo estima la administración competente por "mandato legal", un fallo en el que no obstante se defiende que la educación diferenciada es "tan legítima como el modelo de coeducación que preconiza la Ley" y "no contaría la Constitución" andaluza, luego igual de legítimo sería mantener el concierto.  

Firma: Mis padres deciden

También en HO Educación diferenciada, una cuestión de libertad

De este modo, la Junta gobernada por PSOE e IU elimina progresivamente el convenio en los niveles de entrada de cada etapa -Infantil, Primaria, Secundaria, Bachillerato o FP- en cada uno de estos centros, manteniendo el concierto para los estudiantes ya escolarizados.  El rechazo fue adelantado este lunes por la consejera de Educación de la Junta de Andalucía, Mar Moreno, quien recalcó que la Consejería tiene "muy claro" que no va a renovar las subvenciones de aquellos centros educativos que quieran seguir impartiendo una educación diferenciada, si bien, "desde luego, se abrirá un plazo de alegaciones en el que pueden comprometerse a la enseñanza mixta, que es lo que quiere la Junta". Esto es, al final, que se atengan a lo impuesto.

Plazo de alegaciones

Se abre un periodo de diez días en el cual los colegios -podrán estudiar el texto al objeto de presentar alegaciones. Los padres se han unido en torno a la plataforma #mispadresdecidenAl respecto, una de las argumentaciones fundamentales a la que estas estructuras educativas se acogerán por vía administrativa será la de que la legalidad vigente ha cambiado y la actual Ley de Presupuestos Generales del Estado legitima este modelo. Por otro lado, es una idea generalizada entre todos los colegios afectados -algunos de los cuales han resaltado la anticipación de la misma con vistas a dejar el asunto resuelto antes del inicio de la escolarización- que, una vez agotada la vía administrativa y si la respuesta de la Junta sigue siendo la de oponerse al convenio, el caso acabe en los tribunales de justicia.

Los centros afectados son los colegios Campomar de Aguadulce (Almería), Torrealba de Almodóvar del Río (Córdoba), Zalima de Córdoba, Yucatal de Posada (Córdoba), El Soto de Chauchina (Granada), Nuestra Señora de Lourdes de Carmona (Sevilla), Ángela Guerrero, Albaydar, Ribamar y Altair de Sevilla capital, Elcható de Brenes (Sevilla) y el Molino Azul de Lora del Río (Sevilla).