Una nueva mujer muere en EEUU tras un aborto provocado

Una nueva mujer muere en EEUU tras un aborto provocado

Un aborto en varios días
Pues su hija no nacida tenía 33 semanas de gestación
El aborto fue provocado con una inyección salina en el corazón del bebé

Se llamaba Jennifer McKenna Morbelli, tenía 29 años, y se sometió a un aborto porque a su hija de 33 semanas de gestación la habían detectado anomalías fetales.

REDACCIÓN HO.- La mujer era originaria de New Rochelle, Nueva York. Pero el aborto tuvo lugar en el Centro de Salud Reproductiva de Germantown, Maryland.

Fue un aborto en varios días, pues era muy 'tardío'. Primeramente, acudió al abortorio el domingo 3 de febrero, para que le administraran a su hija no nacida una inyección salina en su corazón, a través de su pared abdominal. Y al día siguiente, lunes, estaba previsto el proceso de expulsar a su bebe ya muerta.

Según publica LifeNews que cita fuentes de un grupo provida que hace rescates a la puerta de ese abortorio, Jennifer, también acudió al abortorio el martes y el miércoles y cada día parecía más "débil y pálida". Al final, el miércoles 6 de febrero tuvo que ir con su familia a un hospital de emergencias en Rockville, Maryland, donde finalmente falleció el jueves 8 de febrero a las 10 de la mañana hora local, sin que allí pudieran hacer nada por salvar su vida.

Los miembros de la familia denuncian que el médico que le practicó el aborto no contestaba a las llamadas que le hacían desde el hospital. Y aquel ya no estaba en el abortorio de Germantown porque su rutina le hace recorrer durante la semana otros centros donde también practica abortos.

La mentira del aborto 'legal y seguro' es un peligro, siempre para el bebé que muere en el proceso, y muchas veces también para la vida de la madre. El pasado mes de enero, la madre de Marla Cardamone, difundió las fotos de la autopsia de su hija, muerta tras someterse a un aborto en un prestigioso hospital de Pennsylvania, con el fin de alertar a las mujeres de los peligros a los que se someten cuando abortan.