China: Arrollan y matan a un bebé mientras trataban de multar a sus padres por la política del hijo único

China: Arrollan y matan a un bebé mientras trataban de multar a sus padres por la política del hijo único

El bebé de 13 meses falleció arrollado por los funcionarios, sin que los padres pudieran evitarlo
El hecho ha provocado una multitudinaria protesta ciudadana ante el gobierno comunista local
La política del hijo único, denunciada por sus terribles abusos contra la vida y otros derechos humanos fundamentales

Multitudinaria protesta ante la sede del Gobierno local para exigir responsabilidades a sus dirigentes.

REDACCIÓN HO.- Un bebé de 13 meses ha muerto en el marco de una disputa entre sus padres y un grupo de funcionarios que pretendían multar al matrimonio por tener un tercer hijo, violando con ello la política del hijo único china. El trágico suceso ocurrió el pasado día 4, informa Europa Press, cuando once funcionarios del Gobierno de Qingxiang exigieron a Chen Liandi y a Li Yuhong que pagaran una multa de entre 30.000 y 40.000 yuanes (3.552 y 4.736 euros), bajo amenaza de arresto. Los padres se negaron y se desató una fuerte discusión durante la cual el bebé cayó al suelo y fue atropellado por uno de los coches de los funcionarios, sin que los padres pudieran hacer nada. Aunque fue hospitalizado, finalmente falleció.

Multitudinaria protesta ante el gobierno local

El suceso ha provocado que miles de personas se hayan concentrado ante la sede del Gobierno comunista local para exigir responsabilidades a sus dirigentes, según informan testigos a la agencia de noticias Xinhua. Tras la multitudinaria protesta, la Policía local ha detenido al jefe del Partido Comunista de China (PCCh) en Qingxiang y al conductor, identificados como Bai y Cheng, por estos hechos, aunque es habitual que un anuncio de estas características se lance para acallar las protestas, y luego se garantice la impunidad para seguir fomentando los excesos en pro de imponer tan nociva y destructiva política.

Política del hijo único

El régimen comunista solamente permite tener un hijo a las parejas de las ciudades y hasta dos a las parejas de las zonas rurales. Colectivos en defensa de los Derechos Humanos y de la mujer, como HO, han denunciado los numerosos y terribles abusos que se perpetran en aplicación de esta política de planificación familiar, entre ellos abortos y esterilizaciones forzosos y el tráfico humano de menores.  Según la Fundación de Desarrollo de China, esta polítíca es la responsable del envejecimiento demográfico chino, los alarmantes desequilibrios de género (al favorecer el aborto selectivo y forzoso de niñas), la escasez de trabajadores inmigrantes y las muy bajas tasas de fertilidad.

Casos que grupos de derechos humanos han salvado de la censura china para convertirlos en denuncia internacional, como los de Feng Jianmei el pasado junio, que fue obligada a abortar en su séptimo mes de gestación porque no poder pagar la multa de 40.000 yuanes, o el de Hu Xia en julio, con caso ocho meses de embarazo, empiezan a abrir los ojos sobre esta brutal política que pese a todo la dictadura china se obstina en mantener. El Ministro encargado de la Comisión Nacional de Población y Planificación Familiar, acaba de rectificar que la política del hijo único será permanente: "debe ser a largo plazo con el objetivo de mantener una baja tasa de natalidad", informa la edición española de la cadena NTD.